La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

EL NECRONOMICON

 

Autor       

Fragmentos

 

“QUE NO ESTÁ MUERTO LO QUE YACE ETERNAMENTE. Y CON EL PASO DE LOS EVOS, AUN LA MUERTE PUEDE MORIR”

“ESO QUE NO ESTÁ MUERTO, QUE PUEDE PERMANECER ETERNAMENTE. Y CON DESCONOCIDOS EONES INCLUSO LA MUERTE PUEDE FENECER”

El Necronomicon es algo tan simple y tan inmenso como ver claramente la diferencia entre estas dos definiciones. Ambas parecen decir lo mismo, sin embargo, la diferencia es la que hace ver lo “QUE ES” a la que hace simplemente que sea un relato de terror o ciencia ficción. De la misma forma que no es lo mismo un brujo que un Mago. El primero utiliza y conoce los elementos mágicos, el segundo, además, los controla.

Aunque los escépticos afirman que el Necronomicon es un tomo fantástico creado por H. P. Lovecraft, los auténticos investigadores de los misterios esotéricos del mundo conocen la realidad. El Necronomicon es un volumen blasfemo de conocimiento prohibido escrito por el poeta de Sanaá (Yemen) Abdul al-Hazred -“El Arabe Loco” o El Adorador del Gran Devorador”-

Incluso hoy, a pesar de las tentativas por destruir todas las copias en cualquier idioma a lo largo de los siglos, aún existen algunos ejemplares escondidos.

La obra, tanto en su versión griega como en la latina, fue prohibida por le Papa Gregorio IX en 1232, poco después de ser traducida al latín. La edición árabe original se perdió en la época de Wormius. Hay una vag alusión a cierta copia secreta localizada en san Francisco a principios de siglo, pero que habría desaparecido con ocasión del gran incendio de 1906. No queda ningún vestigio tampoco de la versión griega, impresa en Italia entre 1500 y 1550, tras el incendio de la biblioteca de un habitante de Salem en 1962. Habría igualmente una traducción preparada por el Dr. Dee, que jamás fue impresa y cuyos fragmentos procederían del manuscrito original. De los textos latinos que aún quedan, uno -del siglo XV- estaría encerrado en el British Museum y el otro -del siglo XVII- en la Bibliothéque Nationale de París. Un ejemplar del siglo XVII se halla en la biblioteca Widener en Harvard y otro en la biblioteca de la Universidad Miskatonic en Arkham, en Massachussets. Existe otro igualmente en la biblioteca de la Universidad de Buenos Aires. Además, existen probablemente numerosos ejemplares secretos más, y un rumor insistente asegura que un ejemplar del siglo XV forma parte de la colección de un célebre multimillonario americano. Otro rumor menos consistente asegura que un ejempler del siglo XVI en versión griega está en poder de la familia Pickman de Salem. Pero este ejemplar habría desaparecido con el artista R. U. Pickman, en 1926.

 

Menú de este tema

Home