La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

CUIDADO DE LA BOCA. REMEDIOS NATURALES Y CASEROS

· Para curar y fortalecer las encías inflamadas, lo mejor es realizar enjuagues con esta mezcla: tres gotas de aceite esencial de espliego, una cucharadita de miel y un cuarto de taza de agua hirviendo.
 
· Las encías doloridas se alivian frotándolas suavemente con una hebra de azafrán. Esta planta es un excelente analgésico, pero no se debe abusar de ella pues tiene propiedades abortivas y estimulantes.
 
· Contra las encías sangrantes se puede emplear un remedio consistente en machacar finamente un puñado de hojas de salvia que se deben mezclar con el dentífrico habitual. Su efecto antiséptico y funguicida protegerá las encías y, además, mantendrá la limpieza de los dientes.
 
· Con lavanda, mejorana, tomillo o ajedrea, por separado o combinadas, puede prepararse una agradable infusión antiséptica que sirve para enjuagarse la boca y, además, evitar el mal aliento.
 
· Con el fin de que la halitosis no sea una molestia, sobre todo para nuestros interlocutores, tome media cucharada de polvo de caolín o unas gotas de aceite esencial de menta diluidas en un vaso de agua tibia. También puede probar a masticar menta, hinojo, cardamomo, clavos, granos de anís, nebrina, manzana y semillas de hinojo.
 
· La verbena, una de las hierbas mágicas por excelencia, sirve para aromatizar la casa si se planta en macetas. También alivia las molestias de un flemón. Para ello, hierva durante diez minutos un puñado en un litro de vino y aplique sobre la mejilla en compresas calientes.

Menú de este tema

Home