La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
  LA INGESTIÓN DE CARNE Y EL ABUSO A LOS ANIMALES. REFLEXIONES

La idea de esta reflexión es hacerte pensar y animarte para que surja en ti
la sensibilidad. No lo hemos realizado ni editado para
degradar a ninguna persona que no haya adoptado un estilo de vida
vegetariano. Estás a punto de adentrarte en este texto, y debes saber que es
imprescindible que consideres lo que a continuación te comunicamos y no
hagas como tanta otra gente, que ignora las horrendas realidades sobre el
consumo de carne.

Todos aquellos/as que ingieren animales creen que tiene algún motivo para
seguir haciéndolo. Pero hay muchas más razones para abstenerse de comer
carne, y éstas son mucho más importantes y tienen más peso que los motivos
que te llevan comer animales.

Vivimos en una cultura mundial que se autodenomina "omnívora", a pesar de
que basta con analizar nuestra anatomía para darnos cuenta de que no somos
omnívoros, que nuestro organismo no está preparado para ingerir cadáveres
de animales. Además, innumerables estudios científicos han dejado bien
claro que la dieta más sana existente es la vegetariana, y tú mismo/a puedes
comprobarlo.

Día a día miles de animales son asesinados o maltratados
indiscriminadamente con las siguientes justificaciones:

- Darle gusto al paladar.

- Llenar los bolsillos de dinero.

- Experimentar algún nuevo producto cosmético.

- Dar el último grito en la moda creando vestuarios a base de pieles o cueros.

- Para realizar algún rito de tipo tradicional o religioso (corridas de toros,
fiestas patronales, santerías, etc.).

- Como espectáculo (circos, zoológicos, etc.)

 

Cabe preguntarse quien nos dio este "derecho" de alimentarnos de la sangre.
Algunas personas que se autodenominan cristianos lo justifican bíblicamente,
sin embargo la Biblia dice bien claramente "No matarás", y esta sentencia no
tiene especificación alguna. Y ocurre que estas personas generalmente apenas
cumplen con un 1 % de lo que dicta su doctrina, y esto anula totalmente esta
excusa.

Otros se basan en que el animal no razona, lo cual es cierto, pero igual lo
hace un bebé. Pero, a pesar de todo, los animales sí sienten temor, angustia y
dolor al recibir maltrato o al darse cuenta de que están a punto de morir.
Basta con observar el comportamiento de las vacas en las filas de los
mataderos. Tal vez un animal no pueda filosofar, pero sí puede sentir dolor
físico y angustia igual que tú lo puedes sentir.

Volviendo a lo anterior... El ser humano por su propia naturaleza y
características orgánicas es herbívoro, no es un depredador como
algunos creen de manera ignorante. No poseemos garras ni dientes delanteros
afilados, no tenemos "instinto cazador" y mucho menos la agilidad de un
león, felino o canino alguno. Sin embargo, sí tenemos manos para recolectar
y molares planos para masticar (semejantes a los de la vaca, el caballo, etc.) e
incluso nuestro intestino es 12 veces más largo que nuestro cuerpo, lo que no
permite una correcta digestión de la carne y, al tardar demasiado ésta en
digerirse, se descompone y libera un sinnúmero de sustancias tóxicas, las
cuales, a largo plazo, van destruyendo nuestro organismo.

La cultura del consumir carne ya no tiene justificación en la actualidad. Ya
no vivimos en las mismas condiciones que hace miles de años, cuando el
hambre y el sufrimiento impulsaron al primer ser humano a mojar sus labios
con sangre. Hoy en día la matanza es innecesaria, pues poseemos un
profundo conocimiento sobre los alimentos, sus beneficios y desventajas.

Este saber es lo suficientemente amplia como para permitirnos no depender
de la carne para nuestra pervivencia. Además, la producción de productos
agrícolas es mucho más fácil y requiere de una menor inversión de recursos
que la producción de carne. No debemos olvidar que las verduras, legumbres,
cereales y frutas son realmente la base de una alimentación sana y natural.
En general, la información con respecto a la alimentación vegetariana es
prácticamente inexistente. En casi todos los países del mundo, abstenerse de
ingerir animales puede ser incluso perjudicial para la salud mental. Tal vez
suene exagerado, pero no es algo muy aceptado en una Tierra donde es usual
tener costumbre de realizar asados, empanadas y, gracias a empresas
norteamericanas como Mc Donalds, Burger King, Taco Bell, Pizza Hut, etc,
ingerir las comidas "basura" o "chatarra" que en su gran mayoría llevan
carne.

En unos pocos países como los mismo EE. UU. y alguno de Europa, muchas
personas han dejado de envenenarse consumiendo animales gracias a la libre
divulgación al respecto. En ellos se pueden ver "spots" publicitarios contra la
vivisección, la peletería, e incluso en contra del consumo de carne. También
por la elevada tasa de mortalidad a causa del cáncer y de enfermedades
cardíacas, producidas por los altos niveles de colesterol, de grasa y toxinas
originadas por la "alimentación" con carne animal.

Cada día son más las personas y las organizaciones que son sensibles al
engaño de la alimentación animal. Muchas de ellas trabajan activamente
desde hace años realizando campañas de información, ofreciendo apoyo y
comprensión con el objeto de despertar las conciencias.

Esperamos que esta reflexión haya despertado tu interés. En el apartado de
nuestra Web de Higiene física, en La ingestión de animales encontrarás más
información sobre este tema.

 

 

Menú de este tema

Home