La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

Los ciclos naturales del cuerpo.

Para procesar eficazmente los alimentos el organismo humano se rige por tres ciclos que se repiten regularmente cada 24 horas. Estos tres ciclos son los de apropiación, asimilación y eliminación, y todo aquel que desee alimentarse adecuadamente deberá respetarlos. Diariamente ingerimos alimentos – ciclo de apropiación-, absorbemos y usamos parte de ellos –ciclo de asimilación- y nos libramos de lo que no usamos –ciclo de eliminación. Aunque cada una de estas funciones está, en alguna medida, continuamente en marcha, cada una de ellas se intensifica durante ciertas horas del día.

El tiempo de los ciclos, a lo largo del día, es aproximadamente para España de 14 a 22 h. para el de apropiación, de 22 a 6 h. para el de asimilación y de 6 a 14 h. para el período de eliminación. Los ciclos se adaptan espontáneamente a la situación cultural de cada región, desplazándose en las horas del día.

Es evidente que comemos durante las horas de vigilia. Cuando dormimos y el cuerpo no tiene que hacer ningún trabajo manifiesto, está asimilando lo que ingirió. Por la mañana, cuando nos despertamos, tenemos "mal aliento" y, en ocasiones, la lengua sucia porque el cuerpo está en mitad del proceso de eliminación de lo que no fue usado, de los desechos corporales.

La eliminación significa la expulsión del organismo de los desechos tóxicos. Una razón por la que surgen problemas de energía y de salud se encuentra en que los hábitos tradicionales de alimentación obstruyen persistentemente la importantísima función de eliminación. El ser humano se alimenta con "alimentos" inadecuados y, en el mundo occidental, come en exceso, pero no se deshace de lo que no puede usar. Muchos son los que realizan un desayuno, un almuerzo y una cena sustanciosos, pero no son menos los que ingieren alimentos hasta cinco o más veces en 24 horas. Y, como es evidente, estas personas alargan excesivamente tiempo el ciclo de apropiación y disminuyen y obstaculizan el ciclo de eliminación. Pero es imprescindible respetar estos tres ciclos y liberarse de los desechos tóxicos y del exceso de materia que llevamos en nuestro cuerpo.

 

 

Menú de este tema

Home