La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
  LA CLAVE DE LA FELICIDAD. REFLEXIONES

Muy pocos seres humanos entienden la naturaleza y las funciones de la mente. Pero es necesario que la comprendamos, porque tanto el sufrimiento como la felicidad surgen desde la de la mente. Si queremos resolver nuestros problemas y disfrutar de un verdadero bienestar tenemos que saber cómo funciona la mente.

Necesitamos verla con la libertad de quien no juzga ni emite juicios, verla y comprenderla para que la tremenda fuerza que trae la comprensión disipe las causas del sufrimiento. Ésta es la única manera de mejorar la calidad de nuestras vidas ahora y en el futuro.

En los últimos años, el conocimiento y control del mundo externo han aumentado considerablemente, y como resultado hemos presenciado un notable progreso material. Sin embargo, la felicidad del ser humano no se ha incrementado del mismo modo.

Hoy día no hay menos sufrimientos ni menos infortunios en el mundo, incluso se podría decir que ahora experimentamos más problemas e infelicidad que nunca. Esto indica que la causa de la felicidad y la solución a nuestros problemas no se encuentran en el conocimiento y control del mundo externo.

La felicidad y el sufrimiento son estados mentales y, por lo tanto, sus causas principales no existen fuera de nuestra mente. Si queremos ser verdaderamente felices y liberarnos del sufrimiento, debemos mejorar nuestra comprensión de la mente.

Cuando las cosas no marchan bien y nos encontramos en dificultades, solemos pensar que la situación en sí misma es la causa del problema, pero en realidad todas las contrariedades que experimentamos provienen de la mente.

Si en nuestro interior se encontrara la firme actitud de ver y de comprender lo que sucede, sin desvirtuar la realidad con el la necesidad de actuar según algún dogma o creencia, lo que nos ocurre no nos causaría problemas, sino que las consideraríamos como oportunidades y retos para progresar en nuestro desarrollo personal.

Los problemas sólo aparecen cuando vivimos de forma inconsciente e ignorante y no sabemos obrar de manera apropiada ante las dificultades. Por consiguiente, si queremos solucionar nuestros problemas, debemos aprender a comprender lo que sucede en nuestra mente, a ser conscientes y a obrar adecuadamente. He aquí la clave de la felicidad.

 

 

Menú de este tema

Home