La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

CONSCIENCIA Y RESPONSABILIDAD

BOLETÍN Nº 25. NUEVA ERA. 8 de Marzo de 2016

 

Cuando sucede algo que no nos agrada, frecuentemente la tendencia humana es señalar “hacia afuera”. Gandhi hizo la famosa observación de que, cuando señalamos con un dedo “hacia afuera”, ¡tenemos tres dedos que apuntan hacia nosotros mismos! Ese pequeño gesto es un indicador de que cuando empiezo a pensar que lo que está sucediendo “allí afuera” es responsable de mis experiencias, debo recordarme a mí mismo que yo soy el creador de mis propios pensamientos y respuestas. Yo soy el responsable por lo que sucede en mi mundo interior. Soy responsable por mi propio estado de paz, de bienestar, felicidad y amor. Ninguna persona o cosa externa es responsable de esos sentimientos.

Cuando las cosas andan bien, asumir la responsabilidad puede ser muy agradable, pero debo aceptar también mi responsabilidad cuando estoy atravesando tiempos difíciles o problemáticos. Aceptar que soy el responsable de haberme hecho un daño a mí mismo puede ser algo difícil en primera instancia, pero el arte de pensar de forma constructiva me hace comprender que, si no acepto mi responsabilidad por lo que está sucediendo dentro de mí, estoy permitiendo que los factores externos me influencien. Y cuando permito que las personas o situaciones me afecten, pierdo el control sobre la calidad de mi experiencia.

Hoy en día muchas de las cosas que suceden en el mundo carecen de belleza. Si estoy abierto a reaccionar irreflexivamente sobre todo lo que ocurre a mi alrededor, lo que sucederá en mi interior no será confortable ni hermoso. Asumiendo mi responsabilidad, acepto el desafío de tomar la decisión sobre si aceptar toda esa negatividad o responder de manera creativa con pensamientos y respuestas positivas desde mi mundo interior. De esta forma puedo ser un agente de cambio positivo en el mundo, empezando desde mi entorno inmediato. Aunque tal actitud requiere coraje, el fruto de la misma es una gran satisfacción interior y una mejor y mayor autoestima.

 

Concienciación

 

Recibe un cordial saludo

Equipo de La Página de la Vida

www.proyectopv.org

 

 

Menú de este tema

Home