La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

DOLOR DE CABEZA, FOBIA Y ANGUSTIA. REMEDIOS NATURALES Y CASEROS

· Debido a su acción sedante y antiespasmódica, la angélica, en infusión, está indicada en el tratamiento de los trastornos del sueño, la ansiedad y otras alteraciones del sistema nervioso.

· Al primer síntoma de angustia, camine hasta algún parque cercano. Elija un árbol grande y abrácese a él durante cinco minutos. La poderosa oleada de energía que recibirá en ese momento le "pondrá las pilas" y reducirá la ansiedad.

· ¿Están sus nervios ligeramente alterados? En ese caso, ponga a hervir en poco más de un tazón de agua, cincuenta gramos de raíz de valeriana, cincuenta de hojas de naranjo, treinta de flores de tilo y cuarenta de manzanilla. Endulzar al gusto y filtrarlo.

· ¿Es usted muy nervioso? Para remediarlo, eche cinco gramos de hojas de albahaca en una taza de agua hirviendo. Después de tres minutos, colar y endulzar. La dosis adecuada es de una taza después de cada comida.

· Si tiene tendencia a dejarse llevar por la histeria no espere a que le calmen a bofetadas en el próximo ataque. Pinte las paredes de su casa en tonos azules y verdes. Está demostrado que estos colores son sedantes. Aproveche, además, para emplear pinturas ecológicas, que encontrará en la mayoría de comercios.

· ¿Quiere liberarse de la ira acumulada? Acostado en la cama, aspire profundamente. Cuando expulse el aire, hágalo emitiendo un gemido tan prolongado como pueda. Notará de inmediato un considerable alivio.

· Para agudizar la memoria no hacen falta los socorridos rabos de pasa. Basta con añadir unas gotas de aceite esencial de romero a un quemador de aceite y mantenerlo sobre la mesa donde se estudia o trabaja.

· Los estudiantes que deben recuperar exámenes se concentrarán mejor si ponen a hervir tres hojas de apio verde troceadas en medio litro de agua durante diez minutos. Verter el agua sobre un puñadito de piñones y una yema de huevo. Después de haberlo dejado tres minutos tapado, el caldo estará listo para tomar.

· Para empezar el día con energía prepare una taza de café. Cuado hierva, añada una pizca de jengibre, otra de canela, una puntita de pimentón y una cucharadita de miel. Remover, tapar y dejarlo en infusión diez minutos. Beberlo a media mañana.

· El optimismo se puede recuperar vertiendo un litro de agua hirviendo sobre tres gramos de raíces de genciana. Dejarlo macerar seis horas. Pasado ese tiempo, ponerlo a hervir de nuevo y añadir treinta gramos de hoja de sauce, veinte de pasiflora, veinte de flor de centauro menor y diez de semillas de serpol. Después de reposar diez minutos se cuela. Beber el preparado a lo largo del día en pequeñas cantidades.

· El dolor de cabeza se alivia si se frotan las muñecas y las sienes con alcohol de rosas, que se elabora cubriendo un frasco lleno de pétalos con alcohol de 96 grados. Dejar reposar al sol, sin tapar, hasta que el perfume de la flor haya impregnado el líquido.

· Contra el nerviosismo y los dolores de cabeza podemos emplear la siguiente decocción: se toman veinte gramos de valeriana e igual cantidad de menta, toronjil, espino albar y pasionaria. Se hierve una cucharada de esta mezcla en una taza de agua durante dos minutos y se deja reposar otros cinco. Filtrar, endulzar y tomar una taza tres veces al día.

· Los dolores de cabeza que surgen después de varias horas de estudio o de lectura se mitigan notablemente si se coloca en la habitación un recipiente con hojas de pino o pétalos de rosa sobre los que se haya vertido un litro de agua hirviendo.

· Cuando se sufren vértigos y mareos es muy efectiva una infusión preparada con una mezcla de artemisa, hierba Luisa y manzanilla, a partes iguales.

· Si no quiere marearse en los viajes pruebe a chupar una corteza de limón. También lo evitará presionándose la parte interior de la muñeca al tiempo que inspira profundamente.

Menú de este tema

Home