La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
  ENTREVISTA CON DIOS

No hay un verdadero dialogo cuando una de las partes no esta dispuesta a escuchar.

Sin embargo, continua el discurso sobre el dialogo entre las dos civilizaciones. Y ahí llega la duda si me preguntan cual es la otra civilización. ¡Que hay de civilizado en una civilización que no conoce siquiera la palabra libertad?

Que por libertad entiende la "emancipación de la esclavitud". Que acuñó la palabra libertad justo a fines del siglo XIX para poder firmar un tratado comercial. Que en el sistema político "menos malo", la democracia, ve a Satanás y la combate con explosivos. Que de los derechos humanos no quiere ni hablar. De hecho, rechaza suscribir la Carta de Derechos Humanos redactada por la ONU y la sustituye con la Carta de Derechos Humanos realizada por la Conferencia Árabe.

También dudo de la posibilidad de un diálogo real con una cultura que trata a las mujeres como las trata. Y no basta con decir que las mujeres son respetadas y un pilar esencial de dicha sociedad, ¡claro que lo son!, pero sometidas a la voluntad del "santo varón".

El Islam es el Corán. De cualquier manera y en todas partes. Y el Corán es incompatible con el libre albedrio, es incompatible con la libertad, es incompatible con la democracia, es incompatible con los derechos humanos básicos.

Hoy en día, nuestra sociedad tiene miedo a levantar la voz contra la injusticia, miedo a la masa, a la muchedumbre encolerizada que brama en cuanto la libertad de expresión hace gala. Nos estamos colocando nosotros mismos las cadenas de una dictadura intelectual. Si renunciamos a las virtudes que nos trajo la Ilustración sucumbiremos en la mas profunda ignorancia. La misma ignorancia de un talibán cualquiera, de un ser humano o pseudo humano que no le importa inmolarse y llevarse por delante al mayor numero posible de seres humanos. Eso si, gracias a esa heroica acción, ira a parar a un paraíso rodeado de cuarenta mujeres vírgenes.

Es penoso, es triste, ver al máximo responsable de la Iglesia católica pidiendo veladas excusas y corrigiendo su discurso, por la intransigencia de unos supuestos ofendidos. Y de esta manera, continua la indulgencia de la Iglesia católica con todo lo relacionado con el Islam. Para muestra un botón, en el ángelus en la plaza de San Pedro del Vaticano del día 22-10-06, el Papa dirigió un guiño para "agraciarse" con sus detractores, y trasladó "un cordial saludo a los musulmanes del mundo entero que en estos días celebran la conclusión del mes de ayuno del Ramadán". "A todos dirijo deseos de serenidad y de paz". No hemos de extrañarnos ante la evidente e histórica hipocresía de la jerarquía de dicha religión.

No basta con ceder por miedo, ese no es el camino. El verdadero camino sólo se puede fundamentar en unos principios esenciales e irrenunciables, el libre albedrío y la libertad del ser humano, tanto si es musulmán, católico, judío o ateo.

 

 

Menú de este tema

Home