La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 
El fracaso de la educación actual.


La educación actual es un completo fracaso. Cuando uno sale a la calle ve al hombre pobre y al rico, y cuando mira a su alrededor ve a todas las personas que se dicen educadas riñendo, peleando, matándose unas a otras en guerras que ocurren en todo el mundo. Hoy existe el conocimiento científico suficiente para que podamos proveer de alimento, ropa y albergue a todos los seres humanos; sin embargo, no es eso lo que se hace. Los políticos y otros líderes son en todo el mundo personas educadas, tienen títulos, grados, togas y bonetes, son doctores y científicos; sin embargo, no han creado un mundo en el cual el ser humano pueda vivir dichosamente. Por lo tanto, la educación moderna ha fracasado. Y si uno está satisfecho con ser educado del mismo viejo modo, hará de la vida otra tremenda confusión.

El ser humano podría haber creado un mundo mejor si no hubiera recibido esta clase de educación. No se suele saber qué significa en realidad gobernar a las personas. Después de todo, eso es lo que se supone que hacen los políticos: gobernar a la gente. Pero son ambiciosos, desean poder, posición, quieren ser respetados, quieren ser los conductores, ocupar el primer lugar; no piensan en la gente, están pensando en sí mismos o en sus partidos, que son una extensión de ellos mismos.

Los seres humanos son seres humanos, ya sea que vivan en la India, en Alemania, en Rusia, en América o en la China; pero es evidente que, al dividir a los hombres de acuerdo con los países, son más los políticos que pueden tener grandes posiciones, de modo que no les interesa pensar en el mundo como una totalidad. Son educados, saben leer, argumentar, hablan incesantemente acerca de ser buenos ciudadanos, pero los que deben ocupar el primer lugar son ellos.

Dividir el mundo y crear guerras es lo que llamamos educación. Los políticos no están solos haciendo esto, todos lo hacemos. Además, algunas personas quieren la guerra porque les rinde beneficios. De modo que no son sólo los políticos quienes deben tener la clase correcta de educación.

 

 

Menú de este tema

Home