La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

Medicina integral quántica.

Ésta medicina considera de fundamental importancia el “Cuerpo de Energía”: la otra mitad del paciente. La “Medicina Integral Quántica” –MIQ- nos trae soluciones definitivas a muchas de nuestras enfermedades “sin dañar el delicado equilibrio de la vida”, a diferencia de la medicina tradicional que ha puesto énfasis en la parte física del organismo humano.

Actualmente, al albor de un “Salto Quántico” en la Medicina, hay ya muchos especialistas en el mundo en atender las enfermedades no solamente por los síntomas, sino considerando el cuerpo en forma holística y dándole relevancia a la parte energética del mismo. En esta tendencia son varias las disciplinas alternativas: entre ellas las, ya bastante conocidas, Homeopatía Y Acupuntura. Sin embargo, la especialidad que nos ocupa en este artículo es la Medicina Integral Quántica.

Como su nombre indica, la MIQ trabaja a niveles “quánticos”, es decir, a niveles sub-atómicos; allí encontramos partículas llamadas “quantas de luz” que son, de manera simplificada, las encargadas de conducir la energía por nuestro cuerpo. Al equilibrar las cargas de energía quántica en el organismo, logramos que el proceso de auto regeneración del mismo se inicie, y que, con ello, los órganos y sistemas comiencen a “curarse” de las enfermedades. La MIQ propone una nueva forma de entender nuestras enfermedades, es el destello de un entendimiento profundo, y a la vez muy sencillo, de su origen.

La MIQ, para completar el proceso de curación, se apoya en el uso de los cristales y en una alimentación energéticamente balanceada acerca de la que ya hemos hablado en otros artículos. En cuanto a la Cristaloterapia, la MIQ cuenta con varias unidades de cristales, específicamente diseñadas para cada dolencia y con fines terapéuticos especiales. Entre ellas la “Relax Quartz” y la “Unidad 4”, dos unidades fundamentales para la limpieza de nuestro cuerpo de energía a nivel de Meridianos y de la Gran Corriente. Esta última es nuestro alimento energético, por lo que debe fluir en el organismo en forma de espiral.

La Gran Corriente pasa por todo el cuerpo tocando las articulaciones donde se encuentra con las “Dinámicas de Base” o “filtros” donde se depositan las “impurezas” que son arrastradas por la Gran Corriente. Por ejemplo, son alimentos tóxicos los pensamientos y emociones negativas. La Gran Corriente fluye desde su centro de emisión, en la parte superior del cráneo, hasta la zona de retransmisión, en la planta de los pies. De la debida fluidez de esta corriente de energía dependerá la salud de los órganos y sistemas que ella alimenta.

También de vital importancia para la MIQ, es el “cuerpo emocional” del paciente. Este se equilibra con la ayuda de una Unidad de Cristaloterapia llamada “Yin-Yang”, que consta de dos esferas de acrílico con obsidiana y cristal de cuarzo transparente. El equilibrio del cuerpo emocional se hace partiendo del equilibrio de cada pareja de “Generadores” o Chakras.

La toma de conciencia, por parte del paciente, de sus características emocionales y patrones mentales forma parte de esta Medicina. Puesto que tiene una visión holística del cuerpo humano y su meta es el equilibrio entre la Mente, el Cuerpo y el Alma del paciente.

 

Menú de este tema

Home