La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

Ningún sistema, ningún método.

Muchas personas, a las que no les falta buena voluntad, se preguntan sobre cuál debería ser el sistema de educación para hacer que el niño no sienta temor. Pero un sistema o método implica que a uno le digan lo que debe hacer y cómo debe hacerlo. Y eso no hará eso que uno no sienta temor. Uno debe ser educado con inteligencia, sin temor, sin ninguna clase de sistema.

Cuando somos jóvenes debemos tener libertad para crecer; pero no hay un sistema que nos haga libres. Un sistema implica hacer que la mente se ajuste a “un patrón”. Significa encerrarnos dentro de una estructura que no nos da libertad. En el momento en que confiamos en un sistema no nos atrevemos a salir de él, y entonces el pensamiento mismo de salirnos del sistema engendra temor. Por lo tanto, en realidad no hay sistema de educación.

Lo importante son el maestro y el estudiante, no el sistema. Después de todo, si quiero ayudar a los estudiantes a que se liberen del temor, yo mismo debo estar libre de temor. Entonces tengo que estudiarles, tengo que tomarme el trabajo de explicárselo todo y decirles lo que es el mundo; y para hacer todo esto tengo que amarles. Como maestro, he de sentir que cuando dejen la escuela o el colegio lo hagan exentos de temor. Si realmente siento eso, puedo ayudarles a que se liberen del temor.

 

 

Menú de este tema

Home