La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

PENSAMIENTO MADURO

Significa descartar y disolver mediante la consciencia y el conocimiento todo pensamiento inapropiado, y permitir, seleccionar e incluso fomentar todo pensamiento adecuado. Este saber tratar al pensamiento surge gracias a la atención y la vigilancia de la mente. Así, el parloteo mental no se desencadena y los estados mentales nocivos que surgen por el proceso de identificación no nos afectan. El pensamiento maduro nace de observar, atenta y desapasionadamente, todo aquello que va surgiendo y desvaneciéndose en el escenario de la mente. De esta forma uno se convierte en un atento y ecuánime testigo de los procesos mentales, aprende a no ser dominado por ellos y a pensar cuando hay que pensar y a dejar de hacerlo cuando hay que dejar de hacerlo.

Así como se piensa se es, y el pensamiento puede ser adecuado o inadecuado según corresponda a la verdad. El pensamiento apropiado es constructivo, en tanto que el inapropiado, además de añadir ofuscación, se vuelve sumamente perjudicial. El pensamiento maduro se aproxima mucho al adecuado, en tanto que el inmaduro se encuentra más próximo al inadecuado. A menudo la mente es un río de pensamientos inconclusos, mecánicos y fragmentados, es decir neuróticos e inútiles, que roban la calma y condicionan negativamente. Son pensamientos movidos por recuerdos, supuestos, sentimientos de culpa, imaginación estéril, deseos, aversiones y fantasías. Son pensamientos intrusos, parásitos u obsesivos, perturban el ánimo e impelen a actuar inapropiadamente. Nacen como consecuencia del caos, la desarmonía y la confusión que hay en el interior de la persona y se manifiestan de esa misma forma en la superficie de la mente y en el mundo exterior.

Para entender bien lo que es el pensamiento maduro es necesario ser consciente y ver el pensamiento neurótico e inmaduro, como surge debido a impulsos internos que, a su vez, originan tanta confusión dentro y fuera de uno mismo.

 

Actualizar menú del tema

Home