La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

PROBLEMAS MUSCULARES. REMEDIOS NATURALES Y CASEROS

· Para aliviar los dolores provocados por la artritis, pueden utilizarse compresas o emplastos calientes de hojas verdes o raíz de consuelda.

· El trébol blanco y el té de lima son dos agradables relajantes, muy apropiados para combatir los dolores relacionados con la ciática.

· Los molestos calambres que a veces atenazan los músculos de las piernas o los brazos se combaten tomando un plátano cada día. El alto contenido en potasio de esta fruta mejorará, además, la vitalidad general de nuestro organismo, y su alto contenido en fibra mantendrá en perfecto estado nuestro aparato digestivo.

· El reumatismo se alivia aplicando la siguiente cataplasma: se llena una bolsita de tela con flores de grama aromática y se introduce dentro de tres litros de agua. Se dela hervir durante un minuto y después se mantiene dentro del agua, sin fuego. Luego se exprime y se aplica, bien caliente, sobre la zona afectada.

· Los dolores reumáticos se alivian considerablemente si se realiza el siguiente tratamiento: tomar cuatro endrinas frescas a diario e ir aumentando la dosis a razón de un fruto hasta llegar a los quince; luego, disminuir una por día hasta llegar a una sola unidad, con lo que se dará por finalizada la cura.

· Las lesiones de rodilla mejoran rápidamente si se efectúan masajes con una mezcla de vinagre, sal, tintura de mirra y aceite de oliva a partes iguales.

· El dolor provocado por una torcedura de tobillo desaparece si se envuelve la zona hasta la pantorrilla en hojas frescas de col verde ablandadas y calentadas después de introducirlas en agua hirviendo.

· Además de tener propiedades mágicas, el muérdago combate la arteriosclerosis. Se consigue vertiendo una taza de agua fría sobre dos puñaditos de ramas troceadas y dejándolo reposar diez horas. Basta una taza diaria.

· El reuma se alivia triturando un puñado de semillas frescas de mostaza negra en agua caliente. La pasta resultante se aplica sobre la zona afectada, interponiendo una gasa húmeda para evitar que se pegue. No tener puesta la cataplasma más de un minuto.

· Cuando el lumbago le ataque, cueza al horno un manojo de puerros. Una vez blandos, macháquelos y mézclelos con mantequilla vegetal. Mantenga la cataplasma sobre la zona afectada durante medio día.

· La ciática, que se manifiesta por medio de un dolor penetrante que recorre la columna vertebral y los muslos, puede mantenerse a raya con esta bebida: cortar finamente cincuenta gramos de raíz de rábano fresco, lavada pero sin pelar, y añadirla a un litro de vino blanco. Tapar, dejar reposar tres semanas, filtrar y beber un vaso dos veces al día, antes de las comidas.

Menú de este tema

Home