La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

PRUDENCIA

La prudencia es una cualidad básica que surge de la vida espiritual. Normalmente no se comprende el alcance que tiene esta virtud en el ser humano. Supone consciencia, conocimiento, sabiduría, amor y, si es necesario, sacrificio propio; en consecuencia, la prudencia, es el fundamento de obrar adecuadamente. Ella nos dispone para discernir, en toda circunstancia, el verdadero bien y elegir los medios justos para realizarlo.

La realización del bien exige que se conozca la verdad; lo primero que se exige de quien obra es que sea consciente y conozca. Quien ignora cómo son y están verdaderamente las cosas no puede obrar bien, pues el bien es la acción adecuada conforme a la realidad. El conocimiento, el saber, no debe ser erudito, una información más dentro de la caja de la propia mente, sino que ha de ser un contacto total que comprenda la mente y los sentimientos con la realidad objetiva. Todo error, toda equivocación, materializada en alguna forma concreta, sucede como una contradicción de la prudencia.

También pertenece al ámbito de la prudencia la “docilidad”, la actitud humilde y sumisa de unión con el conocimiento espiritual que está en un nivel superior al que uno se encuentra. Esa docilidad a la propia consciencia que desintegra al engordado ego es prudencia.

Actualizar menú del tema

Home