La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

RECARGANDO

Recargando con el poder positivoNuestros pensamientos son nuestra propia creación. Si lo decidimos, podemos conseguir que nuestra conciencia limitada del cuerpo se desvanezca y guiar nuestros pensamientos hacia la conciencia de nuestra identidad eterna. Usando el poder de nuestra mente accedemos a las cualidades interiores de paz y positividad que corresponden a nuestra naturaleza original, pero que han sido ensombrecidas por las formas de pensar y actuar limitadas y materialistas en exceso.
 
Redescubrimos los sentimientos benevolentes –una buena voluntad natural– vinculados a esas cualidades positivas. Los sentimientos, a su vez, influencian de forma positiva nuestro comportamiento. Cuanto más profunda es la experiencia, mayor el efecto. A medida que la mente y el cuerpo se van recargando, como una batería, con este poder positivo, se desarrolla un resplandor natural de amor y felicidad.
 
Además, nuestro comportamiento influencia nuestra meditación. Si actuamos de forma que nuestros actos estén alineados con nuestras cualidades internas –con nuestro verdadero ser– seremos capaces de experimentar fácilmente esas cualidades, cuando y donde elijamos.
 
Gradualmente, a medida que desarrollamos la confianza necesaria para desprendernos de las tendencias egoístas, y nos volvemos lo suficientemente sabios como para reconocer y comprender esas tendencias en los demás, aprendemos a permanecer verdaderos hacia nuestro ser mientras estamos involucrados en las acciones y las relaciones.
 
La meditación y la vida están entrelazadas. No es posible separarlas. De acuerdo a la calidad de nuestros pensamientos así serán nuestras acciones, y la calidad de nuestras acciones retroalimenta nuestros pensamientos.
 
Cuando realmente comprendemos esto, queda claro que la forma correcta de vivir es casar ambos aspectos dentro de nuestra vida, y hacer esto aquí y ahora.
 
Las acciones realizadas en base a una conciencia negativa, sin amor, nos han conducido a una existencia carente de significado, provocando sentimientos de dolor y vacío en muchos corazones. Por otro lado, las prácticas devocionales o meditativas realizadas desde el aislamiento y que no se reflejan en nuestras acciones, han resultado en un divorcio entre la espiritualidad y la realidad, y han sido incapaces de influenciar la vida de una manera correcta.
 
Lo importante y deseable es conseguir que nuestra conciencia sea capaz de disfrutar de toda la riqueza de una vida de compromiso e implicación en el mundo, pero impulsada por la energía y el poder espiritual que la meditación puede proporcionar.

 

Recargando energías positivas

 

 

Menú de este tema

Home