La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

LA SOLIDARIDAD. REFLEXIONES

La verdadera solidaridad, aquella que está llamada a impulsar los verdaderos vientos de cambio que favorezcan el desarrollo de los individuos y las naciones, está fundada principalmente en la igualdad universal que une a todos los hombres. Esta igualdad es una derivación directa e innegable de la verdadera dignidad del ser humano, que pertenece a la realidad intrínseca de la persona, sin importar su raza, edad, sexo, credo, nacionalidad o partido.

La solidaridad trasciende a todas las fronteras: políticas, religiosas, territoriales, culturales, etc. Para instalarse en el hombre, en cualquier ser humano, y hacer sentir en nuestro interior la conciencia de una “familia” al resto de la humanidad.

La solidaridad implica afecto: la fidelidad del amigo, la comprensión del maltratado, el apoyo al perseguido, la apuesta por causas impopulares o perdidas, todo eso puede no constituir propiamente un deber de justicia, pero si es un deber de solidaridad.

 

REFLEXIONES

"No existe un día más hermoso que el día de hoy"

 

Hoy estoy vivo.

Ayer fui.

Mañana seré.

Hoy soy.

 

La suma de muchísimos ayeres forma mi pasado. 

Mi pasado se compone de recuerdos alegres y tristes... Algunos están fotografiados y ahora son cartulinas donde me veo pequeño, donde mis padres siguen siendo recién casados y donde mi ciudad parece otra.

El día de ayer pudo haber sido un hermoso día...

pero no puedo avanzar mirando constantemente hacia atrás,

pues correría el riesgo de no ver los rostros de los que marchan a mi lado.

 

Tal vez el día de mañana amanezca aún más hermoso...

pero no puedo avanzar mirando sólo el horizonte,

pues correría el riesgo de no ver el paisaje que se abre a mi alrededor.

Hoy es el mejor día para vivir en plenitud

Por eso, yo prefiero el día de hoy. 

Me gusta pisarlo con fuerza, gozar su sol o estremecerme con su frío.

Quiero sentir como cada instante me dice “¡Presente!”

 

Sé que el presente es muy breve, que pronto pasará, pero más tarde me será imposible modificarlo, ni pasarlo en limpio. El presente se vive en este breve instante. Tampoco puedo planificar demasiado el día de mañana, pues es un tiempo que todavía no existe.

 

Por eso, hoy te digo que te quiero...

es hoy cuando te escucho,

hoy pido disculpas por mis errores,

hoy te ayudo si me necesitas,

hoy comparto lo que tengo,

y hoy salgo adelante sin guardarme palabras para mañana.

 

Porque hoy respiro, transpiro, veo, pienso, oigo,

sufro, huelo, lloro, trabajo, toco, río y amo. ¡Como tú!


 

CUENTO

Un científico estaba trabajando en su laboratorio cuando entró su hijo de cinco años, dispuesto a ayudarle. El científico, que tenía mucho trabajo y no quería ser interrumpido, pensó en darle un entretenimiento al niño para que no le molestase. Recortó de una revista un mapa del mundo, lo cortó en muchos trocitos y se lo dio a su hijo junto con cinta adhesiva para que lo recompusiera. Como no había visto nunca ese mapa, el científico pensó que tardaría horas en hacerlo.

Cuál fue su sorpresa cuando, al cabo de unos minutos el niño le dijo:

-¡Ya está papá, ya lo terminé!

El científico se quedó sorprendido por unos momentos, pero se giró pensando que no vería más que una chapuza típica de un niño de cinco años. Sin embargo, el niño le mostraba el puzzle totalmente hecho y con todas las piezas en su sitio. Le preguntó asombrado:

-¿Cómo lo has hecho, hijo?

-¡Muy fácil, papá! Cuando lo recortaste de la revista, me di cuenta de que, por detrás del mapa, había dibujado un hombre. Cuando me diste los trocitos, les di la vuelta e hice el rompecabezas del hombre. Cuando terminé de arreglar el hombre, me di cuenta de que había arreglado el mundo...

 

 

Menú de este tema

Home