La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

La violencia hacia la mujer

La violencia hacia la mujer sucede en todas las partes del mundo. Patadas, puñetazos, disparos, navajazos, ácido, ablación de clítoris... Todo vale para semejante atrocidad.. Hasta el 70 por ciento de las mujeres asesinadas en el mundo lo son a manos de un compañero y un tercio de las niñas son obligadas a tener la primera experiencia sexual. Pero la violencia no es un aspecto inevitable de la condición humana

La violencia física, sexual y psicológica tiene sus efectos. Éstos van desde causar la muerte o heridas hasta provocar efectos perdurables, entre los que se incluyen discapacidades físicas permanentes y una amplia gama de problemas mentales, de conducta y de salud reproductiva. La mayoría de las víctimas de agresión física experimentan ataques múltiples a lo largo del tiempo y más de un tipo de abuso. Gran cantidad de ellas son atacadas físicamente por un compañero íntimo.

Las mujeres continúan padeciendo los efectos secundarios de la violencia mucho tiempo después de que ésta ha concluido. Las víctimas de violencia sexual pueden experimentar embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y otros problemas ginecológicos, además de depresión, trastornos de tensión post-traumática y pensamientos o conductas suicidas. Las víctimas de violencia doméstica padecen algunos de estos mismos efectos, así como problemas gastrointestinales y dolor crónico.

Existe también en la humanidad un creciente aumento del abuso contra personas mayores. Muchas personas de la tercera edad sufren abusos en el hogar. Muchas de ellas, después de haber criado a sus hijos con mucho sacrificio, hoy sólo tienen refugio y consuelo en organizaciones para ancianos desprotegidos, y la violencia que ocurre en estas entidades para su cuidado puede ser aún mayor que la que se ejerce en los hogares. Las mujeres mayores se encuentran en mayor riesgo de abuso en aquellas culturas donde la condición femenina es inferior, y el tipo de violencia que experimentan es particular a su sexo. Las mujeres mayores también pueden ser abandonadas y se les despoja de sus propiedades cuando el esposo fallece.

 

 

 

Menú de este tema

Home