La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
  VIVIR LA FELICIDAD. REFLEXIONES

Todos y cada uno de los seres humanos tenemos la semilla o el potencial de convertirnos en personas iluminadas, en personas que viven con una consciencia “expandida”. Esta es nuestra verdadera naturaleza.

Existen conocimientos y métodos para hacer madurar este potencial. Ahora es el momento de poner en práctica estas enseñanzas, ya que es algo que sólo los seres humanos podemos hacer.

Los animales son capaces de conseguir comida, derrotar a sus adversarios y proteger a sus familias, pero no pueden comprender ni seguir el camino espiritual. Sería una lástima utilizar nuestra existencia humana únicamente para conseguir los mismos objetivos que un animal y desperdiciar esta oportunidad única de beneficiar a todos los seres vivos.

Debemos elegir entre dedicarnos a la búsqueda y a la satisfacción de placeres mundanos, que en realidad no nos proporcionan una verdadera satisfacción y duran poco, o a nuestro adiestramiento espiritual.

Si nos esforzamos por practicar las enseñanzas que se presentan en “La Página de la Vida”, sin lugar a dudas alcanzaremos la iluminación y la felicidad, pero si no lo hacemos, esto no ocurrirá por mucho que las esperemos.

Para seguir el camino hacia la Luz no es necesario cambiar de estilo de vida. No tenemos que abandonar nuestra familia, amigos o disfrutes, ni tenemos que retirarnos a una cueva en las montañas. Lo único que tenemos que hacer es ser plenamente conscientes –de lo que ocurre en nuestro interior, de los condicionamientos de nuestra mente, de los valores que otorgamos a las cosas, de nuestra relación con las demás personas...-, ser conscientes y obrar apropiadamente.

Hasta ahora no hemos vivido de una manera plenamente consciente y tampoco hemos obrado adecuadamente, y mientras sigamos haciéndolo, nuestro sufrimiento y el de las demás personas no tendrán fin. Sin embargo, si aprendemos a vivir espiritualmente, sencillamente siendo conscientes y obrando adecuadamente, disfrutaremos pronto del gozo de vivir en la Luz.

En realidad, es muy sencillo andar el camino hacia la Luz, sólo debemos vivir espiritualmente. Tenemos un gran trabajo que realizar: ser conscientes y conocer, reflexionar... y obrar apropiadamente. Las demás experiencias espirituales surgirán a partir de aquí.
 

 

Menú de este tema

Home