La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

Las consecuencias de mantener una práctica sexual de riesgo en la adolescencia, es decir, sin tomar precauciones, pueden ser un embarazo no deseado o sufrir el contagio de una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Las ETS son todas aquellas enfermedades infecciosas que se transmiten a través de las relaciones sexuales con una persona contaminada.

La infección por el VIH tiene importantes repercusiones en la vida de las personas infectadas, puesto que éstas han de afrontar una serie de estresores de naturaleza fisiológica, psicológica, social y económica. Precisamente el llamado sida social, que se refiere al rechazo o discriminación que padecen las personas infectadas por el VIH, por parte de las no infectadas, debido al miedo de éstas a contraer la enfermedad mediante comportamientos sociales tales como besar, estrechar la mano, abrazar, toser..., constituye un factor importante que afecta emocionalmente a aquéllas.

En general, este tipo de enfermedades se viven con vergüenza, sobre todo si las padece un adolescente, ya que tiene que reconocer que se ha contagiado por mantener relaciones sexuales.

 

 

 

Menú de este tema

Home