La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

LA MUJER Y EL TRABAJO REMUNERADO

 

La mujer simbólica es una chicana negra que habla con fluidez el chino; que ha dado a luz 1,2 bebés (ni en el lugar adecuado ni con los debidos cuidados infantiles); ha hecho un doctorado y, durante un decenio, enseñará inglés a los alumnos de primero y blanqueará tu ropa con lágrimas, callada como un huevo de porcelana. Tu departamento la encarga a un taxidermista y ella llega lujosamente disecada rellena de plumas de ganso capaz de doblarse como un saco de dormir o de arena.


Marge piercy: The Token Woman.
 


La mayoría de las mujeres norteamericanas trabaja fuera de casa. Entre los 18 y los 64 años, el 67% de las mujeres trabaja. Por tanto, la mujer que trabaja fuera de casa no constituye una desviación de la norma, sino que la constituye.


¿Por qué razón optan las mujeres por realizar trabajos remunerados o por no hacerlo? Podemos establecer una distinción entre el proceso de elegir una carrera y la decisión de trabajar fuera de casa.

Es probable que, en la elección de carrera, intervengan principalmente variables psicológicas, ajustando los intereses y capacidades a los requisitos de un trabajo concreto. En cambio, la decisión de trabajar fuera de casa o no de una mujer adulta es, más bien, el producto de factores de situación. Uno de ellos es económico. Si la mujer vive sin pareja, por regla general tiene que trabajar para ganarse el sustento suyo y, quizá, de sus hijos, si es progenitora única. En el caso de algunas mujeres casadas, la decisión de trabajar fuera de casa está influida por el grado en que los ingresos del marido sean suficientes para sustentar la familia.

También influyen las actitudes del cónyuge con respecto al trabajo de la esposa. Un estudio descubrió que los niveles de las carreras de las esposas en 1974 podrían haberse previsto a partir de la motivación de poder de sus esposos, medida en 1960. En concreto, un nivel elevado de compromiso con la carrera de la esposa estaba asociado con una baja motivación de poder de su esposo. Los niños constituyen otro factor importante que influye en la decisión de una mujer de acceder a una actividad laboral. Cuanto mayor sea el número de hijos que tenga, menos probable será que ella trabaje fuera de casa. No obstante, éste es un resultado correlacional, sin que de él pueda inferirse la causalidad. De hecho, hay pruebas de que la influencia se produce en sentido opuesto: la pertenencia a la población activa parece reducir el número de hijos que la mujer desea y tiene.

 

Menú de este tema

Home