La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

LA SEXUALIDAD DEL ADOLESCENTE 

Hasta pasada la pubertad el comportamiento sexual no tomará forma definitiva.
 

Anna Freud

 

La sexualidad del adolescenteLa sexualidad forma parte de la vida de las personas y es una de sus necesidades más importantes. La adolescencia es la etapa evolutiva donde se vive con mayor intensidad la necesidad sexual y afectiva, provocada por los cambios físicos y psicológicos que acontecen en la misma.

En nuestra sociedad, un porcentaje elevado de los adolescentes mantienen relaciones sexuales, por eso se hace necesaria su educación y la de sus familias en este aspecto. La mayoría de los padres encuentran sumamente difícil hablar a sus hijos sobre sexo: relaciones heterosexuales, anticonceptivos, homosexualidad, masturbación, prevención de enfermedades de transmisión sexual... Estos temas no se abordan, pero son precisamente hacia los que los jóvenes experimentan más ansiedad, curiosidad, inseguridad... La información que no encuentran en casa la consiguen en sus relaciones con los amigos y esto no siempre es positivo, porque, a veces, y aunque nos parezca mentira, siguen transmitiéndose ideas erróneas entre los grupos de adolescentes, como por ejemplo: «La primera vez, aunque no te pongas preservativo, no te pasa nada y siempre tienes la píldora del día después»; «no creo que esta chica me pegue ninguna enfermedad»; «el sida es un problema de los gays»...

Los adolescentes experimentan por primera vez las pulsiones sexuales con gran fuerza, sienten gran curiosidad por llevarlas a la práctica y también una gran ansiedad por los cambios que ellos mismos padecen. Se inquietan por sentimientos que no comprenden, tienen dudas sobre su propio valor y atractivo, y encuentran muy duro ponerse límites por sí mismos. También les resulta difícil hablar y se preocupan por las posibles reacciones de sus padres.

Dar información no significa incitar a la actividad sexual, sino enseñar a reflexionar sobre ella, a conocerse, a respetarse a uno mismo y a los demás. Los accidentes que ocurren son por lo común resultado de un saber insuficiente, de no haber encontrado la franqueza necesaria en tos adultos, que podrían haber preparado a sus hijos para las experiencias nuevas en ese campo.

La educación sexual no es únicamente informar sobre los órganos sexuales, la reproducción o los anticonceptivos, sino hablar también de comunicación, de respeto, de afectividad, de responsabilidad y de placer.

 

La sexualidad del adolescente

 

Menú de este tema

Home