La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

LA IDENTIDAD POLÍTICA

La explicación más frecuente que, desde la psicología social, se ha dado sobre la adquisición de una identidad política ha estado centrada en el campo de la formación de las actitudes sociopolíticas. Este tipo de actitudes tiene tres factores generadores, según Krech y colaboradores (1965): a) la satisfacción de las necesidades del individuo; b) la pertenencia del individuo a un grupo, y c) las dimensiones de la propia personalidad del sujeto.

La necesidad del individuo de cubrir sus necesidades primarias lo lleva a la toma o adquisición de determinadas actitudes sociopolíticas como forma de subsistir: la situación de carencia de recursos económicos conduce con frecuencia a ideologías de tipo radical en los objetivos a conseguir y en los medios de consecución, mientras que el miedo a la pérdida de lo poseído lleva a ideologías de tipo conservador.

La pertenencia del individuo a grupos genera o modifica sus actitudes sociopolíticas. Existen dos tipos de grupos en los que el individuo se siente presionado a tomar una determinada actitud. El grupo primario o familia, y el grupo de amigos o pares. La influencia del grupo primario sobre la determinación de la ideología política de una persona surge a raíz de la necesidad que el grupo familiar tiene de homogeneizar sus creencias, necesidad por la que intenta suprimir toda contradicción interna para evitar conflictos. Con frecuencia ocurre que, si se da una excesiva importancia a las creencias políticas en el grupo familiar, éstas se pueden convertir en el área central de conflictos entre generaciones, debido al proceso de revisión que los hijos hacen de las normas familiares. Este proceso es entendido por los autores psícoanalítícos como una rebelión de los hijos contra las normas impuestas por los padres. Los grupos de amigos o grupos de pares tienen una importante influencia sobre la opinión política del sujeto, en el sentido de que pueden modificarla y adaptarla a la opinión grupal; sin embargo, el sujeto, en este caso, tiende a elegir su pertenencia a grupos acordes con sus opiniones en dos sentidos: a) como forma de reducir sus conflictos, y b) como forma de ver respaldada su opinión.

 

 

 

Menú de este tema

Home