La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL AGRESOR

¿Qué clase de hombres maltratan a sus esposas? Como en el caso de los violadores, no podemos presentar ningún perfil del agresor "típico". Estos hombres se encuentran en todas las clases sociales y en muy distintos trabajos. En contra de los estereotipos, el agresor de su esposa no siempre es un parado de clase baja. Un médico que pegaba a su esposa, le dijo que él "era médico general y, cuando estaba en la facultad de medicina, era boxeador aficionado, por lo que tenía mucha fuerza muscular, así como cerebro; además, tenía bastante dinero como para estar bien abastecido de tanto whisky como quisiera".

Dentro de la diversidad, aparecen algunos factores comunes a los agresores. Las drogas, sobre todo el alcohol, son corrientes y, a menudo, se utilizan cuando ocurren los incidentes violentos. En un estudio de mujeres que habían solicitado ayuda en un centro de atención a maltratadas en crisis, el 85% manifestó que sus correspondientes maridos tenían problemas con el alcohol o con otras drogas. De los hombres que se emborrachan a veces, el 80% sólo pega a sus esposas bajo la influencia del alcohol. No obstante, algunos autores autorizados creen que se exageran los efectos del alcohol en la violencia familiar. En nuestra sociedad, creemos que las personas hacen cosas que "no concuerdan con su forma de ser" cuando están bebidas y esa embriaguez puede convertirse en una especie de excusa, tanto para el agresor como para su víctima, restando importancia a lo que de verdad sucede.

Parece que los agresores conyugales proceden de familias violentas. En un estudio, el 81% de los agresores había recibido malos tratos en la infancia o había visto cómo su padre pegaba a su madre. Por tanto, la violencia familiar se perpetúa, pasando de una generación a otra.

Tratando de describir la diversidad de tipos de varones que agreden a sus esposas, un estudio de hombres que habían sido detenidos con motivo de agresiones de esa clase descubrió que, entre ellos, se encontraban cinco tipos diferentes de personalidad:

1. Dependientes y suspicaces: el marido es extremadamente celoso y ése es el detonante de la violencia.

2. Violentos y pendencieros: estos hombres utilizan la violencia para resolver los problemas que se les plantean en muchos campos de su vida y, entre ellos, el matrimonio.

3. Dominantes: estos hombres sienten una gran necesidad de dominar a sus esposas y una aparente insubordinación puede conducir a la violencia.

4. Dependientes y pasivos: en este caso, parece que la mujer domina la relación y la violencia surge como consecuencia de un prolongado trato desconsiderado de ella hacia él.

5. Estables y afectuosos: en este grupo, parece que los hombres tienen una relación afectuosa y de larga duración con sus esposas, y la violencia puede surgir durante un episodio de trastorno psicológico que, por regla general, es una depresión.


Conviene señalar que estas descripciones pueden aplicarse a muchos hombres casados.

Con frecuencia, el episodio violento viene precedido por una discusión. Según un estudio, éstos son los cuatro principales motivos de desacuerdo cuando se desencadena la paliza: discusiones por dinero, celos, problemas sexuales, y alcohol y otras.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home