La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

LAS CRISIS DE LA MEDIANA EDAD

Las crisis de la mediana edad, alrededor de los 40-50 años, suelen ser también frecuentes. Puede ocurrirle a uno o a ambos miembros de la pareja. Se trata de una edad en la que se suele hacer balance de lo que uno ha hecho en la vida, y en ocasiones no resulta agradable lo que se ve desde esa perspectiva.

En las generaciones actuales, que no en las más jóvenes, para los hombres de esta edad suele vivirse como un gran fracaso el no haber alcanzado los objetivos profesionales —que incluyen aspectos laborales, económicos y sociales— que se habían propuesto. A veces este fracaso no se ve compensado ni siquiera por una pareja duradera y estable, o una familia sin problemas. El malestar es tan profundo que puede llevar, si no se pone freno, a situaciones verdaderamente irracionales, como gritos, voces y malhumor a destiempo, que poco contribuyen a que mejore la situación laboral, y terminan con el reducto de equilibrio familiar.

Las mujeres de esta generación suelen vivir como un fracaso lo relacionado con su vida afectiva, o los problemas que puedan tener con los hijos. En ambos casos, la situación externa suele ir acompañada de pensamientos e interpretaciones irracionales que suponen un distanciamiento excesivo de la realidad, de manera que impiden una valoración objetiva de los aspectos positivos que uno ha logrado o disfruta en su vida, que podrían muy bien contrarrestar o equilibrar la situación de crisis. Una pequeña parada serviría para rediseñar o reorientar la propia vida, y dejar atrás el fantasma del derrotismo o el dolor.

 

 

Menú de este tema

Home