La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

CUÁNDO SEGUIR ADELANTE CON UNA RELACIÓN, O CUÁNDO TERMINARLA

La gran duda que suele asaltar en muchos momentos es cuándo seguir adelante con una relación o cuándo terminarla. Ciertamente, hemos puesto un especial énfasis en las habilidades de comunicación y de negociación, es decir, de hablar todo lo que haga falta para ir consiguiendo objetivos y metas satisfactorios y comunes, pero no es menos cierto que a veces se da a las palabras más crédito que el que realmente tienen o deberían tener. En muchas ocasiones, ante los conflictos, éstos suelen resolverse con grandes promesas de cambios, aunque no se especifican cuáles; promesas de amor eterno e inmensurable que, a la larga, consiste solamente en palabras vacías de contenido real, de soluciones eficaces, y de capacidad para asumir y responsabilizarse de lo comprometido. Así pues, la mejor forma de poder tomar una decisión será analizar las situaciones de la manera más descriptiva posible, con datos objetivos, y basándose principalmente en hechos, en vez de en palabras.

No importa lo que una persona diga, si no lo hace. La mejor manera de saber lo que una persona piensa o siente, en este caso por su pareja, es analizar cómo se comporta con ella.

Por otro lado, si una relación está empezando a ser fuente de sufrimiento e infelicidad, quizá no sea necesario encontrar una explicación o una causa de peso suficiente para que se decida al respecto. Cuando a uno hay algo que no le sienta bien, que le está produciendo dolor, es mejor cesar su administración, pues el desgaste es demasiado costoso. Nuestro cuerpo nos habla. Cuando hay insatisfacción e infelicidad, no es necesario culpar al otro. Si no podemos solucionar la fuente que causa el daño, lo mejor es apartarnos de ella.

 

 

Menú de este tema

Home