La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

SABER PEDIR PERDÓN

La relación se encontrará en una condición especialmente grave cuando uno de los miembros de la pareja, o los dos, se hayan cansado de recibir agresiones, por muy sutiles que sean, que se intentan arreglar luego con un simple perdón.

Pedir perdón suele ser consecuencia de la reflexión que se hace ante la posibilidad de que la propia actuación haya causado un daño, consciente o inconscientemente, a una persona, y de comprender que es difícil encontrar algo que justifique nuestro obrar y el dolor provocado a otro.

De manera que, una vez que se comprende que uno ha realizado una conducta que ha provocado un daño, lo que correspondería sería explicarle a la pareja cómo uno cree que se le ha hecho daño, cómo la propia actuación ha contribuido a ello. Si se puede proporcionar alguna explicación que excluya el "ha sido por tu culpa" la pareja lo agradecerá. Y, lo más importante, expresar el propósito de la enmienda, es decir, qué se va a hacer para que eso no vuelva a ocurrir.

Si no se pide perdón de esta manera, es probable que se vaya perdiendo la credibilidad, y la conclusión lógica es la pérdida de confianza, que necesitará, para recuperarse, de hechos y de tiempo.

 

 

Menú de este tema

Home