La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

La astrología

¿Quién no lee su horóscopo? Prácticamente todo el mundo lo hace, unos con avidez, casi como una necesidad; otros de forma displicente y hasta despectiva; pero todos con curiosidad. Hay quienes creen firmemente lo que su signo del zodíaco les pronostica y quienes simplemente se alegran al descubrir que son el signo óptimo de la semana. Lo que es llamativo es el interes social que los horóscopos y el zodíaco despiertan.

Cuando se conoce a alguien, sobre todo en ciertos ambientes, antes o después se acaba hablando de su signo astral, y en charlas de amigos, cuando se ha llegado a cierta intimidad, este tema acaba saliendo.

La astrología es una ciencia que intenta estudiar la influencia de los astros en el destino humano y pronosticar los sucesos futuros por la situación y el aspecto de los planetas. Pero no es en absoluto actual, sino que se remonta a las más antiguas civilizaciones. Los estudiosos del tema sitúan las primeras predicciones en Mesopotamia cerca de cuatro mil años antes de Cristo; las encontramos también presentes en el México precolombino, en la civilización egipcia, en China, en la India y en las culturas griega y romana a partir de las cuales arraiga en Europa. Desde entonces ha estado presente y hoy estamos viviendo un resurgir del interés por los horóscopos y las predicciones. Hay un aumento creciente del número de personas dedicadas a vaticinar el futuro de los otros, no dejan de aparecer libros sobre el tema y en la prensa diaria y las revistas nunca falta el horóscopo.

Dentro de la astrología, el horóscopo es el elemento más divulgado, a partir de él el astrólogo orienta sus investigaciones de orden psicológico o adivinatorio. Representa el estado de la bóveda celeste vista en el instante y lugar de nacimiento; estos dos datos son imprescindibles para realizar un horóscopo exacto.

Los «consumidores de horóscopos» abundan entre los jóvenes de dieciocho a veinticinco o treinta años; hay dos mujeres por cada varón. Los que menos se interesan por ella son los agricultores, posiblemente por ser los menos bombardeados por la publicidad y los medios de comunicación de masas.

¿Por qué la gente recurre a los horóscopos? Aparte de la curiosidad, la mayoría buscan descubrir un futuro que tienen incierto y desean que alguien les diga que va a ser positivo, lleno de posibilidades y éxitos. Los aspectos más buscados son la vida afectiva y amorosa, el trabajo, el dinero, la salud y los viajes. En cuanto a la eficacia y veracidad de los horóscopos, es discutible, sobre todo cuando se estudian desde un punto de vista científico riguroso. El psiquiatra Louis Couderc publicó en cierta ocasión un anuncio en el periódico prometiendo, a todos los que le contestasen, revelaciones acerca de sí mismos. A todos los que le respondieron les envió la misma carta con idénticos pronósticos y consejos. Recibió más de 200 contestaciones de personas que se habían visto reflejadas en el escrito del médico.

 

 

 

Menú de este tema

Home