La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

EL BUEN AMBIENTE EN EL HOGAR

La convivencia diaria en el hogar es enriquecedora y, a la vez, conflictiva. Las conductas en la familia están entrelazadas, no son individuales.

Veamos: la hora de levantarse. El volumen de la radio. La lucha por el mando de la televisión. El hijo conectado a Internet. Las prisas. Tenemos horarios compatibles y otros que no lo son. Actividades comunes, ¿pero voluntarias? Hay acuerdos y conflictos en los horarios, en las vacaciones, en el estudio.

Un elemento que afecta en la convivencia es la televisión; no debe ser el centro de la casa, ni quien silencie la comunicación o anule la capacidad creativa para realizar otras actividades.

Respecto al ambiente, el adolescente debe vivir el hogar como un lugar al que se regresa a gusto por el buen tono reinante. Para ello, los padres deben intentar tratar a su hijo como lo harían «si hubiera una persona ajena presente». Los adultos hemos de recordar que centrarse en los aspectos negativos de los hijos casi nunca motiva un cambio favorable. Nunca se han de perder de vista sus virtudes.
 

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home