La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

Cambios sociales en el comportamiento alimentario

Se han de apuntar algunas de las situaciones que han contribuido a los cambios en materia de alimentación del mundo occidental. Se ha de resaltar, por ejemplo, el importante número de mujeres casadas que tienen un trabajo fuera del propio hogar, lo cual limita el tiempo de dedicación a las labores domésticas y a la cocina en particular (un estudio muestra que las mujeres francesas dedicaban a finales de los ochenta sólo 30 minutos a la preparación de las comidas). Esta mayor participación laboral de la mujer no ha ido acompañada, en líneas generales, de una mayor corresponsabilización de los hombres en las tareas domésticas (aunque algunos ya empiezan a manejarse con soltura entre los pucheros, probablemente animados por los programas culinarios divulgativos en los medios de comunicación que tanto éxito están cosechando, como es el caso, por ejemplo, del genial divulgador del arte culinario Karlos Arguiñano en televisión).

Es evidente que las mujeres procuran conseguir productos y utensilios (congelador, microondas, etc.) que ahorran tiempo en la preparación de los platos y en la limpieza de la cocina. Y de ahí procede el enorme auge de los alimentos procesados, precocinados y congelados. Las tareas de limpiar, pelar, trocear, hervir y otras muchas han sido desplazadas de la cocina casera a la fábrica. Resultado de todo ello es que la mujer del mañana parece caracterizarse por comprar alimentos y platos preparados, para así disminuir el tiempo dedicado a la cocina y poder comprar menos a menudo.

Los importantes cambios demográficos que han tenido lugar en los últimos treinta años han dado como resultado un importante aumento del número de hogares, pero con una fuerte disminución del número promedio de sus componentes. La disminución de la natalidad y el envejecimiento de la población condicionan un progresivo aumento de hogares compuestos por personas solas. Estos hogares unipersonales están formados por viudos, divorciados y solteros independientes. Por supuesto, los comportamientos alimentarios de los solitarios serán diferentes según las circunstancias que han determinado esta soledad, y todo ello ha repercutido considerablemente en muchas de las
actividades domésticas relativas a la alimentación: pautas de compra y almacenamiento de alimentos, preparación de las comidas, demanda de las porciones adecuadas, etc.

Por otra parte, se evidencia una progresiva subordinación de la alimentación familiar a los horarios de los diversos miembros: horarios laborales, escolares, lúdicos, etc. Asimismo, la industria alimentaria, provista de todos los adelantos tecnológicos (neveras, congeladores, microondas), ha hecho posible que cada miembro del grupo familiar elija y prepare su propio menú y a la hora que le conviene, no necesariamente coincidente con otros miembros de la familia.

Estudios recientes advierten que la mitad de los jóvenes adultos se saltan el desayuno y que un 25 % pasa sin comer al mediodía. Por el contrario, el picoteo (snacking) está aumentando. El último estudio realizado por la norteamericana National Food Consumption observó que al menos un 60 % de los habitantes de aquel país «picaban» y que este picoteo comprendía un 20 % de las calorías totales.

A la vista está que el apetito actual del occidente industrializado, aunque sobrealimentado, no está satisfecho. Pero esta sobrealimentación no es debida a "orgías alimentarias" o a grandes banquetes, propios de algunas culturas tradicionales o de otras épocas, sino a que desde la infancia picoteamos cotidianamente golosinas o "entretenimientos" diversos, y nos entregamos al pillaje nocturno de las neveras. El hambre ya no nos amenaza, nos "cosquillea". En este sentido ya no vivimos la época de la "grande bouffe", de saciarse ingiriendo suculentos manjares, sino la del simple y prosaico "gran picoteo"...

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home