La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

CÓMO COMBATIR EL ESTRÉS

Prácticamente, todas las personas, cada una en su medio, se encuentran sometidas al estrés, unos se defienden adecuadamente y otros se vienen abajo. Para afrontarlo hay que estructurar todo un plan que se apoya en las siguientes medidas:

— Actitud psicológica: en todo momento hay que conocer aquello a lo que uno se enfrenta, las exigencias que le impone y las posibles consecuencias. Valorar las propias aptitudes a la hora de seleccionar el modo de vida y las actividades. Conviene prepararse para cada situación esperando de ella lo que va a traer consigo, ni más ni menos.

— Mantener una vida sana desde el punto de vista higiénico, dietético y físico: llevar una dieta equilibrada y completa (que contenga todos los principios inmediatos y cubrir las necesidades del organismo); evitar el tabaco, el café y el alcohol, y realizar ejercicio físico con regularidad, son puntos básicos para mantener la forma física y evitar la sobrecarga de las tensiones estresantes.

— Técnicas de relajación: son sumamente eficaces; pueden aprenderse con un técnico, pero siempre el sujeto debe ponerlas en marcha por sí mismo cotidianamente y apenas las necesite. Hay dos técnicas fundamentales: la relajación progresiva de lacobson y el entrenamiento autógeno de Schultz. La técnica de lacobson consiste en provocar la contracción y la relajación de paquetes musculares de forma progresiva. El entrenamiento autógeno es un método global que combina mente y cuerpo.

— Mantener una situación afectiva estable y satisfactoria es básico para afrontar el estrés. El estar encajado afectivamente, tener amigos, llevarse bien con los otros, y, a fin de cuentas, tener un apoyo social es imprescindible.

— Organizar el trabajo y el resto de la actividad de modo que el consumo y la recuperación de energía esté controlado. Ofrecemos aquí una serie de consejos útiles:

• dedicar diariamente un tiempo a las propias aficiones: leer, oír música, pasear, ir al cine...

• mantener una comunicación regular y diaria con otras personas;

• programar las actividades sin agobios, no hacer más de una cosa cada vez y no empezar una nueva hasta no haber acabado la anterior;

• evitar las responsabilidades excesivas y no querer abarcar más de lo que se puede;

• aprender a tomarse un tiempo para cada cosa;

• tener en cuenta que nada es definitivo ni irreemplazable, todo puede ser y todo se puede hacer.

 

 

Menú de este tema

Home