La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
  LA MUJER Y LA CONTRACEPCIÓN

Otras publicaciones proporcionan información detallada de los diversos métodos contraconceptivos. Aquí nos centraremos en los aspectos psicológicos del uso o, más exactamente, de la falta de uso de estos métodos.

En los Estados Unidos, en 1983, hubo 1,5 millones de abortos legales, lo que supone, más o menos, un aborto por cada tres nacidos vivos. En una época en la que se dispone de anticonceptivos muy eficaces, ¿por qué se producen tantos embarazos no deseados, que conducen al aborto? La respuesta fundamental es que muchas mujeres mantienen relaciones sexuales sin utilizar anticonceptivos, aunque no tengan pareja estable ni deseen quedarse embarazadas. Por ejemplo, las investigaciones realizadas en los años setenta pusieron de manifiesto que el 71% de las adolescentes que mantenían relaciones sexuales no utilizaba anticonceptivos o sólo algunas veces. En muchas universidades se han obtenido datos estadísticos semejantes.

¿Por qué? ¿Por qué está tan extendida la costumbre de no utilizar anticonceptivos, con la secuela de tan gran cantidad de abortos? Dos teorías tradicionales trataban de explicar este fenómeno.

La primera es la teoría de la ignorancia respecto de la contraconcepción. Sostiene esta teoría que las mujeres no utilizan anticonceptivos porque no los conocen o no tienen posibilidad de acceder a ellos. La teoría dice que, si las mujeres tuvieran más información de los anticonceptivos, sobre sus ventajas, inconvenientes y demás, los utilizarían. Es probable que sea cierto en algunos casos, pero no es la tónica general en Occidente. En un estudio realizado con mujeres que se sometieron a abortos, más de la mitad manifestó haber usado con anterioridad algún método recetado de contraconcepción (por regla general, la píldora) y, en las entrevistas, la mayoría mostró tener conocimientos, en grado mediano o elevado, sobre el control de natalidad.

La segunda es la teoría del conflicto intrapsíquico, que sostiene que las mujeres suelen tener conocimientos y destrezas adecuados con respecto a la contraconcepción, pero no utilizan anticonceptivos a causa de conflictos psicológicos internos. De acuerdo con esta perspectiva, la mujer puede utilizar el embarazo "accidental" para atrapar a un hombre con quien casarse o para castigar a unos padres que, a su modo de ver, no le han brindado suficiente amor. Este modelo muestra a las mujeres como neuróticas y manipuladoras. ¡Los estereotipos cabalgan de nuevo!

Hay otra teoría alternativa excelente sobre por qué se producen los embarazos no deseados. Ésta dice que la causa de los embarazos no deseados está en aceptar el riesgo de la concepción, que se deriva de procesos conscientes de decisión acerca de la utilización de anticonceptivos en cualquier encuentro sexual. La decisión de no utilizar anticonceptivos es análoga a la de no abrocharse el cinturón de seguridad al conducir.

Según esta teoría, la mujer realiza un análisis informal de coste-beneficio (aunque quizá no sepa cómo articularlo) en el que sopesa los costes y los beneficios de la contraconcepción frente a los costes y posibles beneficios del embarazo. La mujer debe evaluar el riesgo o la incertidumbre (probabilidad) del embarazo (que, en realidad, es desconocido, incluso para los científicos) y, por regla general, decide que es muy bajo. En consecuencia, si la contraconcepción está asociada con muchos costes, la mujer empieza a aceptar riesgos. Este modelo se basa en los datos que obtenidos en una clínica abortista del norte de California, analizando los historiales médicos de 500 mujeres tratadas allí y realizando entrevistas en profundidad a 50 mujeres que se sometieron a abortos en la clínica.

 

Puedes visitar también Planificación Familiar Natural

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home