La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

CONTROL DE LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

El preservativo representa un arma poderosa en la protección de las enfermedades de transmisión sexual como el sida.

El carácter epidémico de las enfermedades de transmisión sexual da testimonio de la dificultad de controlarlas. Algunos organismos oficiales de salud pública atribuyen el incremento de muchas de estas enfermedades al aumento de la actividad sexual. También puede ser significativa la sustitución del preservativo (que proporciona cierta protección) por otros métodos de control de la natalidad como anticonceptivos orales y diafragma.

La única forma de prevenir la propagación de las enfermedades de transmisión sexual es identificando a las personas con las cuales ha tenido contacto sexual la persona infectada y proceder a determinar si también necesitan tratamiento. Por lo general esto se lleva a cabo en los centros de salud pública, que es donde se informa de la mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual. El sida y la hepatitis B se transmiten también por contacto sexual.

Las ETS pueden evitarse mediante medidas preventivas basadas en la correcta información y el esfuerzo personal para modificar hábitos de comportamiento sexual.

En el caso de que creamos estar afectados por una de estas enfermedades, deberemos advertir a la pareja, evitando toda actividad sexual que pueda implicar la penetración o, por el contrario, utilizando el preservativo. Habrá que realizar las pruebas diagnósticas prescritas por el médico y seguir el tratamiento adecuado.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home