La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

CUANDO LA FAMILIA ATRAPA

A veces la familia se convierte en una tela de araña que sostiene, sin duda, pero que también atrapa.

Hay familias que parece que sólo pueden estar unidas si los hijos tienen problemas y los convierten en «la cenicienta» de la familia. No perdamos nunca de vista que en muchos casos los trastornos de conducta del niño son «mantenidos» por la propia familia. A veces se convierte en cabeza de turco de las propias desavenencias familiares. El ambiente del hogar acaba trasladándose al exterior. Y, a veces, también sucede a la inversa. Hay quien refleja en su cara las vivencias de su hogar. Por eso, a veces se envidia «la simpatía» que traslucen los chicos y, en otros casos, da pena su tristeza. Si en casa el ambiente es negativo, difícil es transmitir alegría fuera de ella.

Según el tipo de familia en que vivan los niños existen unos riesgos externos para su salud mental, como algunas formas de trastornos psicopatológicos (transmisión genética y/o influencia psicológica distorsionante). También inciden negativamente las familias desestructuradas con graves fallas en la comunicación, o las marginales (o no tanto) dependientes de drogas, o implicadas en conductas delictivas. Estos tipos de familias dificultan una correcta y saludable maduración de los niños.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home