La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL Y LA IMPOTENCIA

Algunos hombres sufren de impotencia. En estos casos, por circunstancias sociológicas y culturales, la hombría se ve cuestionada, lo cual genera una gran ansiedad y una perturbación en el comportamiento.

La impotencia o disfunción eréctil es la incapacidad de tener y mantener la erección necesaria para hacer el amor con su pareja debido a un bloqueo del flujo sanguíneo a los genitales, por razones fisiológicas o psicológicas.

Esta impotencia puede ser leve o moderada, que es la más se presenta, o ser una disfunción severa, menos común. Para ser catalogada como discusión eréctil es necesario que se presente de forma consecutiva y no esporádica.

El tipo de educación sexual recibida, la falta de salud física, los factores culturales, los problemas de relaciones de pareja, los cambios de la edad, el estrés, la depresión, el alcoholismo, la drogadicción y estar atravesando por momentos difíciles, son algunos de los componentes que afectan el desempeño sexual. Un buen porcentaje de hombres sufren esta afección.


¿Que hacer?

En primer lugar, tomar conciencia que esta afección puede ser tratada y curada. Para ello, es necesario acudir al medico urólogo o sexólogo para descartar cualquier causa física, como la hipertensión arterial, cardiopatías, diabetes o los malos hábitos como el tabaco o la bebida. También, es necesario despistar el uso de determinados medicamentos que pueden afectar al funcionamiento del hombre.

Descartado los factores físicos, se debe evaluar si se están manejando las técnicas sexuales adecuadamente y, si el factor psicológico esta presente, una terapia seria recomendable.

Por otra parte, en caso de que se tenga una pareja, el tratamiento de esta afección debe llevarse a cabo y lo más recomendable es que ambos acudan a la consulta sexológica o a la terapia.

En un sinnúmero de casos las parejas se acostumbran a utilizar conductas sexuales más proactivas y con la aplicación de diferentes estímulos directos y novedosos el problema desaparece. Todas las personas son diferentes por lo que es importante conocer las zonas erógenas y de forma hábil excitar a la pareja y levantar el entusiasmo.

Igualmente, la industria clínica y farmacéutica presenta distintas alternativas para el tratamiento de la disfunción eréctil. Debe consultarse al medico antes de utilizarlas. Pensamos que el tratamiento debe llevarse a cabo de forma integral.

La sexualidad es un aspecto significativo en la felicidad personal y no es necesario abstenerse del placer que brinda por un problema que en la gran mayoría de los casos tiene solución.

Se debe tomar conciencia que la impotencia puede ser tratada y curada, y no hay que renunciar al placer que conlleva el amor sexual por un problema que tiene solución.

 

Puede ser muy interesante que visites Soluciones a los problemas de erección e impotencia

 

 

 

Menú de este tema

Home