La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 


Los efectos de las hormonas en la edad adulta

Los efectos de las hormonas sexuales en la edad adulta que nos interesan aquí pueden clasificarse en dos categorías.

En primer lugar, los niveles hormonales sexuales fluctúan en la mujer a lo largo del ciclo menstrual. Esto suscita la cuestión de si estas fluctuaciones hormonales provocan, a su vez, variaciones de humor u otras características psicológicas.

En segundo lugar, los niveles de hormonas sexuales son diferentes en el hombre y en la mujer. Por ejemplo, las mujeres sólo tienen alrededor de un sexto del nivel de testosterona en sangre que tienen los varones. ¿Podría ocurrir que estos distintos niveles de hormonas "activaran" conductas diferentes en ambos sexos?

Los estudios realizados con animales indican que las hormonas sexuales administradas en la edad adulta pueden influir tanto en la conducta agresiva como en la sexual. No obstante, una vez más, disponemos de menor cantidad de información y los resultados son menos claros con respecto a posibles efectos semejantes en humanos. Diversos estudios han puesto de manifiesto el incremento del impulso sexual de las mujeres a raíz de la administración de testosterona. Un estudio de 18 varones jóvenes mostró que había una correlación significativa entre la tasa de producción de testosterona y una medida de hostilidad y agresión. Otro estudio examinó los niveles de testosterona presentes en maridos y esposas en relación con su conducta sexual. La frecuencia de relaciones sexuales no estaba relacionada con los niveles medios de testosterona del compañero o compañera sexual, pero sí con los niveles de testosterona de éstas en sus correspondientes puntos máximos de ovulación. La magnitud de la satisfacción sexual manifestada por las mismas compañeras también estaba correlacionada significativamente con sus propios niveles de testosterona.

Probablemente los niveles de hormonas sexuales influyen en las conductas de los adultos humanos, sobre todo en las agresivas y las sexuales. Asimismo, es probable que estos efectos no sean tan fuertes como en los animales y que sean más complejos e interactúen más con factores ambientales.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home