La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

EVA BRAUN. EL ENIGMA

Eva Braun4 de mayo de 1945. El mundo conocía la identidad de una joven y anónima alemana de nombre Eva Braun. Mientras el ministro de propaganda Joseph Goebbels, se encargaba de generar el mito del Führer casto y célibe -poco interesado en las mujeres- Eva, rodeada del más absoluto secreto y siendo férreamente custodiada día y noche por la gestapo, mantenía una estrecha relación sentimental con Adolf Hitler durante más de diez años.

Amanecía en Berlín el 30 de abril de 1945. El cielo estaba encapotado por el humo y las llamaradas de las explosiones, siendo testigo de una lucha en la que medio millón de berlineses atrapados y sin salida morirían defendiendo los últimos metros del III Reich. A media mañana, Hitler, junto con Eva Braun, se despide de sus más allegados colaboradores en el búnker (Goebbels, Bormann, sus secretarias, etc) y pide que se desaloje la segunda planta del edificio, encerrándose en su habitación.

A las 15:30 una persona, cuya identidad es discutible, pero que posiblemente sea Goebbels, Bormann o Linge (su ayudante personal) se acerca a la habitación y abre la puerta, entablando una dura discusión y llegando a forcejear físicamente con Hitler y Braun quienes (según la historia oficial) finalmente deciden tomar las cápsulas de cianuro. Probablemente debido a que era un gran adicto a los estupefacientes, Hitler no muere a causa del cianuro, por lo que el personaje dispara el tiro de gracia final en la sien izquierda. Horas más tarde, y ya envueltos en una alfombra grisácea, los cadáveres son llevados hacia la salida trasera del búnker donde son incinerados. El 2 de mayo llega al búnker el grupo 79 de la Smersch (cmpew) que es el cuerpo personal de inteligencia militar de Stalin, y probablemente el más brutal en sus métodos.

Eva Braun con Adolf HitlerAl frente del mismo está el teniente coronel Ivan Klimenko, quien tenía como misión encontrar el cuerpo de Hitler y sus colaboradores dentro de la denominada Operación Mito. Rápidamente, encuentran los restos del general Krebs, Goebbels, y su familia, que han sido envenenados y quemados, además de tres cuerpos que resultan ser "dobles" de Hitler. Sin embargo, el punto culminante llego el 4 de mayo, cuando encontraron el cuerpo de una mujer y un hombre calcinados en el interior de uno de los cráteres de bomba que había en el patio exterior del bunker. Metidos en cajas de madera para munición, y llevados al cuartel de la Smersch, comienza la autopsia de los cuerpos. Ésta determinaría, gracias a las radiografías dentales halladas por A. Heusermann -ayudante del dentista de Hitler-, que sin ninguna duda se trataba del cuerpo del Führer.

Meses después, comienza una peregrinación de esos restos por diversas ciudades (Buch y Rathenow) hasta que en febrero del 46 se entierran finalmente en Magdeburgo tal y como cuenta Vasili Orlovsky, ex-agente de la Smersch que participo en dichas operaciones.


Los hijos de Hitler

Pero la historia no acaba ahí. Recientemente el director del archivo central de la federación Rusa, Sergei Mironyenko, recibió anónimamente una copia de los 8 volúmenes que ocupó la Operación Mito. En esos documentos se relataba que en las declaraciones realizadas bajo tortura a Linge y dos altos personajes del III Reich, éstos afirmaban que en el momento del suicidio Eva braun estaba embarazada.

Aunque esta afirmación es muy espectacular, no es nueva. El general soviético Zhukov -quien precipitó la caída de Berlín-, anunciaba el 9 de junio de 1945 por primera vez, que "Hitler y Eva Braun se habían casado poco antes de la derrota de Berlín"; dos días más tarde un despacho cablegráfico procedente de Estocolmo sorprendía a todo el mundo asegurando que "Eva Braun tuvo dos hijos, un niño y una niña, durante su larga aventura amorosa con Hitler". Esta sensacional revelación fue hecha por Erik Wesslen, ex-agregado de la embajada sueca en Berlín, quien estuvo en estrecho contacto con el cuartel general de Hitler durante el sitio que precedió la caída de la capital alemana.

En un telegrama de la U.P., fechado en Londres el 11 de junio de 1945, Wesslen afirma textualmente: "Se cree que cuando Hitler partió de Berlín, el 8 o 9 de Abril, fue no solo para traer a Eva Braun a la capital, sino también para decir adiós a sus hijos, y probablemente ponerlos en un sitio más seguro. Pasó tres días en Babiera, en momentos en que su presencia en Berlín era más necesaria que nunca".

Otro dato misterioso, es la detención en Bad-Godesberg del general Nicholaus Von Bellow, uno de los tres firmantes del testamento privado de Hitler. A pesar de ser sometido a un intenso interrogatorio por parte de la policía de seguridad británica, nunca se hizo ningún comentario público sobre ello. Sin embargo, un mensaje de la agencia Reuter enviado el 20 de enero de 1946 desde la pequeña localidad de Bad-Godesberg una semana después de su detención, afirmaba que : "Hitler fue padre la víspera del año nuevo de 1938. Eva Braun le dio un hijo en una maternidad de San Remo, Italia, y no se la vio en sus habituales paseos automovilísticos en Berlín, por un mes o más".

En un libro publicado dos años después de la guerra e imposible de encontrar hoy en día, titulado Hitler esta vivo, el autor Ladislao Szabó comenta que las autoridades militares americanas entregaron a la prensa varias fotografías, halladas entre los efectos personales de Eva Braun en su residencia de Munich. La mayor parte corresponden a Hitler y Braun posando frente a su refugio de montaña en Berthesgaden. Pero en una de las fotos, aparece ella sola, con dos criaturas de corta edad, un niño y una niña. Según algunos periodistas, las facciones del pequeño que se haya sentado en su regazo tienen un gran parecido con las del Führer.

Asimismo, recuerda que aunque tres mensajeros portaban sendas copias de los testamentos de Hitler, solo uno de ellos, Wilhelm Zander, llevaba consigo la única copia conocida del acta de casamiento de Hitler, y junto a ella, la inquietante foto de un niño cuyo parecido con el de Hitler era asombroso. Misteriosamente, dicha información fue emitida por la agencia Reuter el día de fin de año del 45, pero nadie ha vuelto a comentarlo desde entonces. ¿Son estos los hijos de Adolfo Hitler? De ser así, estaríamos ante el mayor misterio histórico del siglo XX.

Actualmente, investigadores están siguiendo pistas acerca de la posibilidad de que Eva Braun hubiera tenido dos hijos, nacidos en los años 38 y 41 respectivamente, que serían después "cuidados" por una importante familia española antes de irse a vivir a Suiza en los años 60.

Menú de este tema

Home