La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

LA MUJER Y EL CONSUMO DE ALCOHOL

Igual que la depresión se ha considerado un problema "femenino", el alcoholismo se contempla como problema "masculino". En la época victoriana se consideraba como una actividad exclusiva de los varones y el movimiento a favor de la prohibición fue liderado por mujeres. Las normas sociales han cambiado mucho desde entonces y ahora se acepta que las mujeres consuman alcohol, aunque la tolerancia es menor para las mujeres borrachas, pues se desprecia y se aborrece más que a los hombres alcohólicos.

En diversas encuestas, la proporción entre hombres y mujeres que lo consumen está entre 2:1 y 5:1. En Europa y en Norteamérica, la proporción entre alcohólicos diagnosticados y alcohólicas es de 4:1, mas o menos.

Se ha propuesto una hipótesis de convergencia con respecto a las estadísticas sobre el género y el alcoholismo. La hipótesis sostiene que las tasas de alcoholismo relativas a hombres y mujeres se aproximan o convergen debido en gran parte a que los papeles asignados a los géneros están cambiando, haciendo más aceptable que la mujer beba. En realidad, hay factores que apoyan la hipótesis de convergencia; la proporción entre hombres y mujeres ha permanecido notablemente constante durante muchas décadas. No obstante, un investigador descubrió que, en el grupo de edad más joven analizado (entre los 21 y los 29 años), había una proporción de grandes bebedoras muy superior a la que presentaba el mismo grupo de edad de generaciones anteriores. Esto sí puede ser causa de preocupación. El objetivo de la liberación de las mujeres no consiste en liberarlas para que se conviertan en grandes bebedoras.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home