La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 
Existencialismo y lesbianismo

La filosofía existencial sostiene que todo el mundo puede cambiar su visión de sí y su forma de ver el mundo en cualquier momento, alterando profundamente, de ese modo, el curso de su vida; que los humanos son siempre libres para reevaluar su propia condición y para emprender alguna acción para modificarla. Las personas no tienen por qué apoyarse siempre en las "muletas" de la ética, las expectativas sociales y las costumbres pasadas, sino que pueden pensar por sí mismas y renegar de todo lo que hayan sido en el pasado. El único lema es que los humanos deben ser auténticos y la autenticidad exige que uno acepte toda la responsabilidad con respecto a sus propias acciones.

La existencialista que más se ha ocupado del lesbianismo es Simone de Beauvoir (1952). Ilustrando el tema existencialista, insiste en que la verdad es que la homosexualidad (el lesbianismo) no es una perversión deliberada a la que una se entrega, más que una maldición del destino. Es una actitud escogida en una situación determinada, que es a la vez motivada y libremente adoptada. No contempla la homosexualidad femenina como una condición de vida compensatoria, sino como un caso de autorreevaluación y de elección. Más aún, Beauvoir concuerda con la postura de Wolff respecto a que todas las mujeres tienen un componente homosexual natural. Por tanto, desde este punto de vista, el lesbianismo sólo es el reflejo de una elección consciente y una disposición a aceptar la responsabilidad de tal elección.

La mujer que inicia una relación heterosexual participa en un contrato social que la sociedad espera y refuerza. Parece que una mujer necesita una fortaleza emocional y una convicción (autenticidad) mucho mayores, no menores, para participar en una relación homosexual, arriesgándose al rechazo social. Por tanto, de acuerdo con los existencialistas, en cierto sentido la opción a favor del lesbianismo exige de la mujer una integración personal mucho mayor.

El lenguaje del existencialismo se mantiene en el nivel de la opción consciente y de la autenticidad, palabras difíciles de definir con precisión. Para el psicólogo, constituye un lenguaje insatisfactorio porque no proporciona una visión de la evolución ni del significado del lesbianismo; en realidad, el existencialista rechaza |a idea de que la elección homosexual de compañeros sexuales se base en experiencias previas, insistiendo, en cambio, en que se trata de una cuestión de libre elección. Por otra parte, la postura existencialista considera que el lesbianismo es una forma de conducta legítima y normal.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home