La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

LA GRAFOLOGIA. PSICOLOGIA DE LA LETRA

GrafologíaTodas las formas de expresión y comunicación humanas revelan en mayor o menor medida la personalidad y estado de ánimo de la persona que las produce. Los gestos, la forma de andar, de hablar, etc., pueden aportar muchos datos sobre la psicología individual. También la forma de escribir nos puede orientar sobre algunas peculiaridades psicológicas de una persona. La grafología es la ciencia que estudia las relaciones entre la escritura y la psicología. A la hora de analizar un escrito desde el punto de vista grafológico se deben o pueden valorar los siguientes parámetros:

A) Presentación del escrito. Hay que valorar su aspecto general, ya que un aspecto limpio y ordenado no es igual que una escritura desordenada, sucia y confusa. En el primer caso suele tratarse de personas ordenadas, con respeto hacia las normas sociales. En el segundo, hay que pensar en impulsividad, indiferencia, falta de previsión o de sentido de la organización.

B) Márgenes. Cuando son muy regulares indican orden, autocontrol y disciplina. Un margen izquierdo ancho indica espontaneidad y generosidad; si es estrecho y se asocia con escritura apretada puede indicar tacañería o que se tiene una personalidad interesada. Un margen izquierdo que se va haciendo más amplio a lo largo del escrito sugiere generosidad y extraversión. Por el contrario, un margen derecho amplio indica introversión y desconfianza en el futuro. Cuando este margen es muy estrecho denota una gran vitalidad, espontaneidad y sociabilidad.

C) Espacios entre líneas y palabras. Una escritura muy espaciada, tanto en lo que se refiere a palabras como a líneas sugiere tendencia a la introversión y aislamiento, falta de espontaneidad y timidez. Si los espacios son muy desiguales indica inestabilidad y falta de concentración, y si son regulares, orden y estabilidad emocional. Una escritura apretada denota egoísmo, inseguridad, timidez.

D) Tamaño de las letras. La escritura de letras muy grandes es propia de personas que valoran exageradamente sus propias facultades. También pueden indicar insatisfacción y falta de respeto por las opiniones de los demás. Si el tamaño de las letras es grande, pero no tanto, sugiere autoritarismo, afán de independencia y ambición. Un tamaño intermedio denota equilibrio emocional. La utilización de letras pequeñas denota modestia, introversión, facilidad para adaptarse a situaciones nuevas. Si la letra es exageradamente pequeña, sugiere falta de vitalidad, introversión y egoísmo. Cuando la altura de las letras no es uniforme, indica que se puede tratar de una persona exageradamente sensible.

E) Inclinación de las letras. Si la mayoría de las letras se hallan inclinadas hacia la izquierda significa egoísmo, egocentrismo, introversión y dificultades de adaptación. Si, por el contrario, se inclinan hacia la derecha, extraversión, sociabilidad, inteligencia práctica. La escritura vertical, sin inclinación hacia ningún lado sugiere estabilidad emocional, autocontrol, moderación.

F) Inclinación de las líneas. Si lo están hacia arriba, indica optimismo cara al futuro, vitalidad, ambición. Si lo están hacia abajo, pesimismo, tristeza, agotamiento. La escritura de líneas muy horizontales, sin apenas inclinación, sugiere autocontrol y equilibrio psicológico.

G) Presión de la escritura. Una presión marcada es síntoma de vitalidad, energía, combatividad. Una presión intermedia indica delicadeza y equilibrio emocional. La falta de presión es síntoma de escasa iniciativa, falta de vitalidad, pereza, desinterés y falta de voluntad.

H) Ritmo de la escritura. La velocidad con que se realizan los trazos grafológicos puede variar en función de las condiciones en las que se ha llevado a cabo la escritura, pero en términos generales, una escritura rápida indica vitalidad, agilidad intelectual, dinamismo e impulsividad. La escritura lenta sugiere calma, pasividad, reflexión o falta de energía.

I) Enlaces entre letras. Letras totalmente separadas unas de otras son propias de personas muy intuitivas, observadoras, analíticas, pero con poco sentido práctico. Letras totalmente enlazadas dentro de la misma palabra son síntoma de racionalismo, lógica, sentido práctico. Una cantidad intermedia de enlaces entre los dos casos anteriores, es decir, varias letras enlazadas dentro de cada palabra sin llegar a unir ésta por completo, indica independencia, personalidad propia, criterios propios.

l) Peculiaridades de cada letra. La forma de cada letra puede tener una significación especial y puede constituir por sí misma una importante fuente de información. Por ejemplo, las letras «m» o «n» invertidas en forma de «u» indican delicadeza, amabilidad, dulzura, cortesía y femeneidad. Si la parte inferior de la letra «g» es muy amplia y ancha indica un nivel alto de erotismo, etc.

 

En términos generales, el aspecto global de la escritura nos orientará hacia la personalidad del que la ha escrito. Una escritura exageradamente adornada puede ser símbolo de vanidad, mal gusto o de un complejo de inferioridad. La escritura sencilla, sobria, indica moderación, equilibrio, realismo, autocontrol. También mediante la grafología se pueden encontrar signos que hacen sospechar que una persona padece un trastorno psicopatológico del tipo de la esquizofrenia, la depresión o una demencia orgánica.

La firma tal vez sea el elemento de mayor valor dentro del estudio psicológico de la escritura, ya que resume en parte un gran número de características que se expresan a través de todo el escrito, y además se produce una mayor proyección de la personalidad al tratarse de plasmar el propio nombre y de realizar una rúbrica plenamente individualizada.

 

 

 

Menú de este tema

Home