La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

La intimidad

Sin intimidad no existirían relaciones amistosas ni amorosas. Además, desparecería la conciencia propia.

Intimidad es esa zona donde somos nosotros mismos y que en general está reservada a nivel personal. La podemos compartir en alguna medida con otra persona, sea la pareja, el o la amiga, o algún familiar, o con un grupo que entendemos como íntimo.

Intimar es introducirse en el afecto o ánimo de alguien o estrechar la amistad (RAE), y algo íntimo, se asocia a lo más interno de cada quien.

Estar solos, con nuestros pensamientos y sentimientos, es muy importante en la vida. Es verdad que los seres humanos somos gregarios, que necesitamos comunicarnos y compartir con nuestros congéneres experiencias, sentimientos, emociones y razones. Sin embargo, no menos fundamental es que aprendamos a darnos un espacio para nuestro ser interior.

Creemos que debemos dedicar al menos un 5 por ciento de nuestro tiempo para meditar, pensar y si se quiere, para ser totalmente libres estando con nosotros mismos.

Es en la intimidad que sabemos quienes somos, es donde reflexionamos y trazamos estrategias de comportamiento con nuestro ser amado, con nuestros padres, hijos, compañeros de trabajo y el entorno humano que nos rodea. Igualmente, es un espacio para la confianza, el pudor, la honradez, la dignidad, la ponderación y para las intimidades "muy íntimas" que no estamos dispuestos a dialogar o compartir con alguien más. Igualmente, es en nuestra propia compañía que nos comunicamos con nuestro Dios. En la intimidad encontramos a nuestra propia conciencia.

No existe circunstancia de primer orden en nuestras vidas que no debiéramos examinar y reflexionar en la intimidad. Si no le dedicamos un tiempo a estar solos perderíamos esa posibilidad tan necesaria. Por ello, piénsalo y dedica, en el peor de los casos por lo menos una hora de las 16 horas que estás despierto a ti misma/o.

Por otra parte, cuando se escucha la palabra intimidad vinculada a las relaciones íntimas, nos viene a la mente el amor y el sexo, la pareja, la camaradería y se coliga a secreto compartido.

En la relación amistosa existen al menos dos de los tres componentes que existen en toda relación amorosa: Intimidad y compromiso. En el amor de pareja se necesitan el tercero, la pasión y un cuarto: La atracción.

La intimidad personal es el acceso a la privacidad y verdadera identidad individual y hoy en día todos tenemos el derecho a la vida privada aunque cada vez sea más difícil preservarla.

 

 

 

Menú de este tema

Home