La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

Dejar el hogar.

Dejar el hogar constituye una experiencia arquetípica y familiar. Con el fin de convenirnos en nosotros mismos, hemos de separarnos psicológicamente de la matriz de la que hemos nacido. Para lograr esto, puede que debamos separarnos físicamente de nuestros padres y del hogar, para poder descubrir nuestros pensamientos, sentimientos, creencias, valores, talento y necesidades.

Dejar el bogar no significa que la vida familiar sea «mala». Es muy usual salir al mundo con confianza y esperanza, y lo más probable es que los que temen este viaje, hayan sufrido problemas familiares.

Hay dolor al alejarse de los seres queridos, y puede ser peor si los que estamos dejando no desean nuestra partida; pero también hay regocijo en descubrir que somos capaces de tomar nuestras propias decisiones y asumir la responsabilidad de nuestra vida.

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home