La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

INVESTIGACIONES ACTUALES SOBRE LA MUERTE Y EL MORIR

Actualmente, las principales líneas de trabajo e investigación en relación con la muerte y el morir se organizan en torno a dos grandes campos de interés o aspectos de este problema:

• Aquellos que tratan de dar respuesta a la existencia de la muerte y su negación por parte de los seres humanos y que se articulan alrededor de unas cuantas preguntas, si tomamos la vía de la evolución humana y las investigaciones en el campo de la neurobiología y la neuropsicología:

• ¿Existe en la especie humana alguna característica o circunstancia que explique la imposibilidad de aceptar la muerte?

• ¿Es una condición biológica universal del hombre?

• ¿Sería pertinente indagar en la filogenia de la especie humana y determinar en qué momento y con qué características se presenta el tema de la muerte, para comprender mejor el proceso?

• ¿Es el miedo a la muerte, en sí mismo, una emoción? Si lo es, ¿tiene características y manifestaciones sintomáticas especiales?

 

Las investigaciones que se realizan en la actualidad, tomando como referencia estas preguntas, indagan en el proceso evolutivo del ser humano, e intentan determinar cuáles son las estructuras de nuestro cerebro que se presentan ligadas a los comportamientos relacionados con el morir y con la conciencia de la muerte. Las investigaciones ya han señalado que, para entender el problema de la muerte, son fundamentales las capacidades cognitivas de conciencia y autoconciencia, la de anticipación y de diferir respuestas y el soporte de un lenguaje en su doble dimensión comunicativa y de pensamiento o abstracción. Todas juegan un papel importante, aunque tal vez no todas hayan estado presentes al mismo tiempo en la evolución del hombre. De ellas, es la autoconciencia la que se sitúa en la base del conocimiento de la propia mortalidad.

• Aquellos que se dirigen hacia la vertiente más práctica de esta realidad. La preocupación no es tanto por la existencia de la muerte sino por el proceso de morir.

• El morir, ¿ha sido siempre un problema para los seres humanos?, ¿ha existido algún tiempo en el que morir no significase sufrir?

• ¿Qué mecanismos sociales e individuales han permitido afrontar y responder al problema del morir a lo largo del tiempo?

• ¿Qué medios son los que pueden ayudar a las personas a morir en paz y sin sufrimientos?

• ¿Cuales son los factores que facilitan o dificultan el proceso de adaptación a nuestra muerte y su aceptación tanto en circunstancias normales como extraordinarias?

 

Las investigaciones que se realizan en el campo de la práctica clínica muestran una y otra vez que el miedo, el aislamiento y la soledad son situaciones que se presentan ligadas al diagnóstico de una enfermedad, cuya evolución conduce inevitablemente a la muerte, produciendo un considerable sufrimiento, y dado que, a mayor evolución de la enfermedad mayores son el aislamiento y la soledad y más frecuente la aparición del miedo, el interés se centra, desde los planteamientos anteriores, en explorar e indagar sobre la posibilidad de morir bien, o al menos algo mejor de lo que lo hacemos ahora. Las dificultades para definir la enfermedad terminal en algunas patologías, las de los profesionales en el trato y en la relación con los enfermos terminales, el problema de la comunicación y de la aceptación del proceso de morir tanto para los profesionales como para los familiares y, por supuesto, para el propio enfermo... son algunas de las cuestiones actualmente objeto de investigación.

Una de las respuestas que se está dando, aunque no resuelve todos los casos de grandes sufrimientos, al proceso de morir, basada en las investigaciones que se realizan desde diferentes campos, son los Cuidados Paliativos, donde la humanización de la atención, el control del dolor y síntomas, así como la intervención psicoemocional a los pacientes, familia y personal del equipo de salud son los tres pilares fundamentales sobre los que se apoyan.

 

 

Menú de este tema

Home