La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

MI HIJO/A TIENE UNA ETS

Cuando la familia recibe una información de estas características, lo más frecuente es que lo vivan con ansiedad, disgusto y bloqueo en los primeros momentos.

Acusar y criticar suele ser la primera reacción de la familia. Esta forma de acercarse al problema no es la correcta, pues en ningún caso ayuda al joven a encontrar las alternativas para solucionar esa situación tan delicada que está viviendo.

En los momentos difíciles podemos predisponer nuestras emociones a favor y no en contra, dar lo mejor de uno mismo para facilitar que la persona que necesita ayuda esté lo más tranquila posible, para poder afrontar la situación personal en la que se encuentra.

Revisaremos los recursos personales con los que contamos y programaremos de manera conjunta los pasos a seguir, para avanzar en la resolución del problema:

• Establecer las citas con los especialistas médicos que le informen de la enfermedad y del tratamiento a seguir.

• El familiar tiene que facilitar la adherencia al tratamiento farmacológico y psicológico.

• La asistencia al psicólogo se hace necesaria porque nos va a ayudar a gestionar mejor las emociones de la persona con ETS y del resto de los miembros de la familia, además de facilitar las relaciones y la comunicación entre todos.

• Es importante establecer nuevos objetivos y oportunidades en los aspectos más relevantes de la vida de la persona con ETS, como son la familia, las amistades, los estudios o el trabajo, el ocio, la salud..., para que tenga una visión más positiva de su realidad cotidiana.

• Reforzar la actitud de enfrentamiento a las circunstancias diarias y fortalecer su autoestima.

• Aprender a convivir de manera positiva con el problema, evitando el victimismo y la estigmatización.

 

En definitiva, trabajar con la persona con ETS y su entorno, para resolver problemas y tomar decisiones que les permitan mantener un equilibrio psicológico y familiar, aumentando su calidad de vida.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home