La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

NUEVAS TERAPIAS PARA LOS TRASTORNOS SEXUALES DE LA MUJER

La proporción de mujeres que tienen problemas para llegar al orgasmo, sobre todo en el coito, es tan elevada que parece que esa pauta pertenece al ámbito de la respuesta sexual normal de la mujer. Es cuestionable que se considere como un trastorno, salvo en el caso en que provoque su infelicidad. Al aumentar el conocimiento de la frecuencia de este problema, han ido apareciendo una cantidad importante de libros de terapia sexual autoadministrable para las mujeres. La lectura y la práctica de los ejercicios de estos libros ha recibido una curiosa denominación: biblioterapia, y se ha demostrado que producen mejoras significativas con respecto a la frecuencia del orgasmo de las mujeres en el coito.

Muchos terapeutas recomiendan a la mujer preorgásmica que practique la masturbación con el fin de aumentar su capacidad de orgasmo. Su idea consiste en que la mujer debe explorar, en primer lugar, su propio cuerpo y aprender cómo llegar por sí misma al orgasmo antes de tratar de tenerlo en el coito heterosexual. Muchas mujeres carecen de este tipo de práctica y los terapeutas sexuales aconsejan que se realice.

Otros ejercicios recomendados son los ejercicios de kegel o ejercicios del músculo pubicocoxígeo. El músculo pubicocoxígeo se extiende a los lados de la entrada de la vagina. Parece que el ejercicio de este músculo aumenta el placer sexual de la mujer al incrementar la sensibilidad de la zona vaginal. Este ejercicio ayuda de modo especial a las mujeres en las que el músculo pubicocoxígeo se ha ensanchado en el parto o cuyo tono es bajo. Primero, se instruye a la mujer para que descubra el músculo pubicocoxígeo, sentándose en la taza del retrete con las piernas estiradas y separadas, orinando y deteniendo a voluntad el flujo de orina. El músculo que detiene el flujo es el pubicocoxígeo. Después, se le dice que contraiga el músculo diez veces durante seis sesiones diarias. Poco a poco, puede hacerlo trabajar más.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home