La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

  DROGAS DE DISEÑO E INHALANTES

Como drogas de diseño o de síntesis, existe el MDA (la primera "pildora del amor"), muy popular en Estados Unidos en los años sesenta, y con un mayor efecto tóxico y alucinógeno que el MDMA. Otra de las más conocidas es el MDEA (Eva), cuyos comprimidos llevan los anagramas de Gato Sonic, Pájaro, Cabeza de búfalo, Snoopy, Pido Dido. Y quedan una ristra de siglas que personalizan otras drogas. MBDB, DOM, DOB, PMA, PMMA... Alguna cambia también de estructura química, como la fenciclidina, el poderoso polvo de Ángel (Ángel Dust), Hog o "pildora de la paz", aparecida en Estados Unidos a finales de la década de los cincuenta.

Otras drogas de diseño son: el Herbaléxtasis, que se vende bajo la apariencia de hierbas de vegetales comestibles y como producto natural "inocuo para la salud", en forma de pastillas de color verde o azul, que en realidad contienen potentes estimulantes (no anfetamínicos) y se adquieren de forma ilegal en determinados herbolarios, tiendas de ropa para jóvenes, mercadillos, etc.; el "3 x 4" se vende como si fuera Éxtasis, pero en realidad se trata de paracetamol y cafeína, a un precio desorbitado; el Ice se presenta en forma de cristales transparentes, que se disuelven en agua para poder inyectarse, aunque también se puede fumar (al principio se ofrece de manera gratuita), proporcionando una sensación de gran energía y euforia que dura de 8 a 20 horas, con unos efectos secundarios de pérdida espectacular de peso, paranoia, alucinaciones, trastornos respiratorios e incluso la muerte; el GHB es líquido, se utiliza, por ejemplo, como potenciador sexual y se vende junto a una hoja de instrucciones; el Popper se inhala y es un líquido contenido en un pequeño frasco parecido al de los perfumes, con unos efectos estimulantes que duran 10 segundos.

Otra variedad, el éxtasis líquido (GHB), se puede elaborar a partir de productos simples que se encuentran en el mercado y se distribuye en las discotecas disfrazado de "chupito", pudiendo mezclarse con alcohol para potenciar sus efectos (a diferencia de las pastillas, que sólo pueden tomarse con agua). Se sabe que ha causado ya muchas muertes.

Otra variedad de drogas son los inhaladores propiamente dichos, que suscitan una adicción que afecta a las capas sociales más marginales y con mayor penuria de recursos ("la droga de los pobres", se les ha dado en llamar). La cola sintética (los pegamentos, y también los disolventes y las pinturas), fácilmente adquirible en el mercado y a bajo precio, es una materia prima que produce un efecto psicoactivo rápido y que se disipa en poco tiempo, permitiendo, por lo tanto, múltiples intoxicaciones.

La inhalación de la cola se realiza colocando un par de cucharadas en el interior de una bolsa de plástico, introduciendo la cara en ella y aspirando los vapores desprendidos (benceno, tolueno o metilbenceno). Los niños "colistas" sufren inicialmente un efecto depresivo del sistema nervioso, con somnolencia y mareos, seguido de una euforia moderada similar a una borrachera, con desorientación, temblores musculares y alucinaciones (visuales y auditivas). Si se persiste en la inhalación, se pueden producir convulsiones, coma e incluso la muerte por parada respiratoria. Otros síntomas físicos acompañantes son: irritación ocular, molestia ante la luz (fotofobia), visión doble (diplopia), secreción nasal (rinitis), náuseas, vómitos, diarrea, dolor en el pecho, dolores musculares y articulares. A todas estas alteraciones hay que añadir, cuando la adicción se consolida, a afectación renal, pulmonar, hepática, cerebral, de la medula ósea y de la capacidad reproductiva, tanto en el varón como en la mujer.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home