La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

La historia de Poia. Abuelo y nieto se liberan del pasado.
 

LA HISTORIA FINAL DE ESTE ESPACIO NOS LLEGA DE LA TRIBU PIES NEGROS, DE LAS PRADERAS DEL NORTE DE AMÉRICA. NOS ENSEÑA QUE EL PODER DEL AMOR EN LA RECUPERACIÓN DE LA ESTABILIDAD FAMILIAR PUEDE SALTARSE UNA GENERACIÓN, PASANDO DE ABUELOS A NIETOS, PONIENDO TÉRMINO AL SUFRIMIENTO QUE PUEDAN HABER EXPERIMENTADO PADRES E HIJOS ENTRE SÍ, Y HACER QUE LA SABIDURÍA DEL PASADO QUEDE DISPONIBLE PARA FUTURAS GENERACIONES.



En cierta ocasión Estrella de la Mañana miró desde el cielo y divisó en la tierra Soatsaki a una chica Pies Negros. Ésta se enamoró de él, se casaron y se la llevó al cielo, a la morada de su padre y de su madre, el SoL y la Luna. Allí, Soatsaki tuvo un niño, a quien pusieron por nombre Pequeña Estrella.

La Luna, es decir, la suegra de Soatsaki, hizo que la joven se sintiera querida y bien acogida, aunque !e advirtió que no debía sacar de la tierra un nabo mágico que crecía cerca de su vivienda. Pero la curiosidad venció a Soatsaki. Pronto extrajo el nabo y comprobó que podía ver la tierra a través del agujero que había hecho. Al ver las viviendas de su tribu, se sintió muy nostálgica, y su corazón se sintió mortalmcnte triste. A fin de castigar su desobediencia, su suegro la echó del cielo junto con su hijo, Pequeña Estrella, y los bajó a la tierra envueltos en una piel de alce. Pero al verse la pobre chica separada de su amado esposo, pronto falleció, dejando a su hijo solo y pobre.

El niño tenía una cicatriz en el rostro, de modo que lo apodaron Poia, o Cara Marcada. Cuando creció, Poia se enamoró de la hija del jefe, pero ella lo rechazó a causa de la cicatriz. Desesperado, resolvió ir en busca de su abuelo, el Sol, quien podía hacer que desapareciera la marca. De esta manera, Poia emprendió el viaje hacia el Oeste. Cuando llegó al océano Pacífico, se detuvo y pasó tres días en ayuno y oración. A la mañana del cuarto día se extendió ante él un rayo luminoso que atravesaba el océano. Con decisión, Poia se puso a caminar por el milagroso sendero. Al llegar a la morada del Sol, en el cielo, vió a su padre, Estrella de la Mañana, luchando contra siete pájaros monstruosos. Acudió apresuradamente en su defensa y pudo matar a los monstruos. En recompensa por su acto, su abuelo, el Sol, le quitó la cicatriz y, tras enseñarle el ritual de la danza del Sol, como prueba de su parentesco con el astro, le hizo un regalo de plumas de cuervo y de una flauta mágica que le haría conquistar el corazón de su amada. Poia regresó a la tierra por otro camino, llamado la Vía Láctea. Enseñó a la tribu de los Pies Negros el misterio de la danza del Sol y, tras casarse con la hija del jefe, se la llevó al cielo a vivir con su padre, Estrella de la Mañana, y sus abuelos, el Sol y la Luna.


COMENTARIO: El héroe de esta encantadora historia se llama Cara Marcada, y, dicho sea de paso, muchos niños sufren la herida psicológica de las dificultades maritales que termina en separación y distanciamiento entre los padres. El conflicto surge aquí debido a que la madre de Poia, Soatsaki, no es capaz de obedecer las normas de la familia divina que la ha acogido al casarse.

En esta rebelión contra la familia sufre y se ve separada de su esposo, y a Poia lo separan de su padre. En este escenario que se repite con frecuencia, podemos ver que una persona que se casa en el seno de una familia fuertemente integrada no logra adaptarse y se ve expulsada emocionalmente y, a veces, literalmente. A menudo esto suele ocurrir entre los llamados "matrimonios mixtos", en los que un especial trasfondo económico, religioso o racial forma un poderoso edificio en el que un "extraño" no logra encajar. Y son los hijos los que tienen que soportar las cicatrices.

Pero Poia, el nieto del Sol y la Luna, se resiste a aceptar este destino. Solicita entrar en el reino de su abuelo, de quien sabe que le puede curar lo que lo desfigura. A nivel psicológico, esto nos muestra que una relación de amor con un abuelo puede curar, a menudo, el daño causado por d matrimonio infeliz de los padres. Poia debe probarse a sí mismo (defiende la vida de su padre, Estrella de la Mañana, degollando a los pájaros perversos), y nosotros puede que, a veces, debamos tomar la iniciativa y enfrentarnos con coraje y compasión a familiares marginados aun cuando sintamos que han sido los responsables de la ruptura. Debido a que Poia se muestra dispuesto a intentarlo, arriesgando su orgullo en el proceso, su recompensa es grande. No solo queda restablecido de su cicatriz, sino que consigue llevar la sabiduría del Sol al pueblo de su esposa y extenderla entre el común de la humanidad, transmitiendo los dones de sus antepasados a generaciones sucesivas.

Un mensaje profundo, oculto tras este mito, se refiere a la voluntad de tragarse el orgullo y hacer esfuerzos por renovar los lazos que han sido cortados por las faltas de los demás. Con frecuencia este es el caso que sucede en familias en las que los hijos son alejados de sus abuelos por la falta de armonía entre los padres, o debido a los conflictos entre padres y abuelos. Tanto sea por causa del tiempo, por la distancia o por cualquier chispa de amor que se mantenga a pesar del conflicto, la voluntad de cualquier niño de tender un puente desde el pasado (el puente mágico sobre el que Poia camina para alcanzar el reino de su abuelo)puede propiciar la reunión de la familia y un canal a través del cual pueda transmitirse la sabiduría del pasado a las generaciones del futuro.

 

 

 

Menú de este tema

Home