La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
  LAS RELACIONES LÉSBICAS

La psicóloga Anne peplau y sus colaboradoras (1978) estudiaron el carácter de las relaciones lésbicas, basándose en largos cuestionarios que formularon a 127 lesbianas a las que invitaron a participar a través de las organizaciones feministas y homosexuales de Los Ángeles. Obtuvieron una serie de resultados interesantes y concluyeron que había dos valores fundamentales relacionados con el carácter de las relaciones lésbicas: la vinculación con la compañera y la autonomía personal. Es decir, las lesbianas difieren entre sí en la medida en que quieran mantener una vinculación fuerte con la compañera, destacando la proximidad emocional, el amor y la seguridad, y en el grado en que busquen la independencia personal. Estos dos valores tienen que ver con el tipo de relación que constituyan. Las lesbianas feministas suelen hacer hincapié en el valor de la autonomía personal.

La duración de la relación lésbica más estable de estas mujeres iba desde un mes hasta 25 años, con un 2,5 de media. Al describir su relación en el momento de responder el cuestionario, la mayoría de las mujeres dijo que era íntima y amorosa. Alrededor del 75% manifestó que la participante y su compañera estaban "enamoradas". El grado de satisfacción de la relación era elevado (con una media de 7,1 en una escala de 9 puntos). En cuanto a los aspectos sexuales de la relación, el grado de satisfacción también era elevado. Más del 70% de las mujeres dijo que casi siempre llegaba al orgasmo cuando mantenía relaciones sexuales con su compañera. En referencia al poder en la relación, la mayoría dijo que compartía el poder con su compañera en un plano de igualdad.
Peplau y sus colaboradoras concluyeron que las lesbianas pueden establecer, y de hecho, establecen relaciones comprometidas y satisfactorias.

Un estereotipo corriente consiste en que las mujeres lesbianas se reparten, en sus relaciones, los papeles de "macho" y "hembra", es decir, que imitan los papeles masculino y femenino típico de los matrimonios tradicionales. La investigación demuestra que este estereotipo es falso. Sólo una escasa minoría de parejas lesbianas desempeñan tales papeles. En cambio, la mayoría de dichas parejas hace hincapié en la flexibilidad y en el carácter recíproco (es decir, de iguales) de sus relaciones. Una mujer decía:

No me gusta el reparto de papeles porque copia la relación tradicional entre varón y mujer. Yo estoy orgullosa de ser mujer. Y amo a las mujeres, no a los pseudohombres.

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home