La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
  EL RENDIMIENTO ESCOLAR DE LA MUJER

En todos los niveles escolares, las niñas obtienen, de forma consistente, mejores calificaciones que los niños, incluso en aquellas áreas en las que éstos consiguen puntuaciones más elevadas en los tests de capacidad. El progreso escolar de las niñas también es superior al de los niños. Es menos frecuente que éstas tengan que repetir curso y, con mayor frecuencia, avanzan y pasan de nivel sin problemas.


La historia de una mujer destacada: Beatrix Potter.

Beatrix Potter es más conocida como la autora e ilustradora de The Tale of Peter Rabbit ("El cuento de Perico el conejo travieso"). Pero su biografía revela muchos aspectos de las luchas de una mujer relevante para expresar su talento en el campo de la biología.

Nació en 1866 y, a los 8 años, ya dibujaba minuciosamente y rotulaba la denominación de gusanos. Se interesó mucho por los hongos y, durante su adolescencia y entre los 20 y 30 años, dedicó tantas horas del día como le era posible a buscar nuevas especies que no hubiera observado antes. Cuando encontraba una la pintaba.

En 1894, sus estudios sobre los hongos y los liqúenes habían avanzado lo bastante como para interesarse por las investigaciones extranjeras que indicaban que los líquenes eran resultado de la simbiosis, relación entre dos organismos en donde la supervivencia de cada uno depende de la del otro. Para comprobar esta hipótesis, pidió ayuda a su tío, un distinguido químico. Basándose en sus investigaciones, Potter descubrió la íntima interdependencia entre el hongo y el alga que, unidos forman el liquen.

Consiguió su primer contacto directo con el mundo científico gracias a su tío, quien la llevó a los Royal Botanic Gardens para presentar su trabajo. Uno tras otro, los científicos la saludaron con apatía. El director despreció sus dibujos de hongos por ser demasiado artísticos para satisfacer los criterios científicos.

Aunque la comunidad científica siguió rechazándola, continuó su trabajo sobre los liqúenes, empezó a estudiar las esporas y comenzó a redactar un artículo describiendo sus descubrimientos. Como tal, fue la primera británica que explicó la relación simbiótica presente en un liquen y que empezó a comprender la germinación de la esporas.
El enfado de su tío por los sucesivos rechazos del mundo científico hacia su obra fue aumentando y se propuso hacer escuchar los puntos de vista de su sobrina. En 1897, se leyó en la Linnean Societyde Londres un artículo titulado: "On the Germination ofthe Spores of Agaricinéaé', de Helen B. potter. Lo leyó un amigo; Beatrix Potter no estuvo presente porque sólo se permitía a los hombres asistir a las reuniones.

Pero las perspectivas de que se apreciara su trabajo siguieron siendo nulas. Dos años más tarde, abandonó sus estudios sobre las esporas, al descubrir que la respuesta de los niños a los libros que escribía e ilustraba era mucho más satisfactoria. Su primer libro ilustrado hablaba de un conejo. Ante la imposibilidad de encontrar un editor que quisiera publicarlo, pagó ella la impresión del mismo. The Tale of Peter Rabbit ha permanecido en la lista de libros infantiles más vendidos desde su publicación, hace ahora 70 años. Muchas de las claves psicológicas de la propia vida de Potter se reflejan en los personajes, sobre todo la frustración, el sentimiento de que se impida a una persona conseguir una meta deseada. Por ejemplo, Peter Rabbit no puede pasear a voluntad por el jardín a causa del rastrillo alzado por MacGregor, el jardinero perseguidor. Bien dotada tanto para la ciencia como para el arte, Beatrix Potter acabó encontrando una forma socialmente aceptable y adecuada a su género para expresar su creatividad, escribiendo e ¡lustrando libros infantiles.

A los 47 años, se casó, por primera vez, con un abogado y pasó feliz los 30 últimos años de su vida viviendo en el campo. Nos preguntamos qué grandes contribuciones podría haber hecho a la ciencia si no se le hubieran puesto tantos obstáculos a sus esfuerzos.
 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home