La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

TOMAR DECISIONES

Durante el día tenemos que tomar constantemente decisiones. La mayoría de ellas las escogemos sin pensar, de forma automática. Nos levantamos, nos aseamos, vestimos, andamos, desayunamos, trabajamos, saludamos, hacemos todo después de haber decidido qué hacer, o qué comer, qué decir o a quién saludar. Tomar decisiones es un proceso mediante el cual seleccionamos entre diferentes alternativas con el objetivo de solventar las distintas situaciones que se presentan en nuestras vidas, sea a nivel familiar, laboral o sentimental.

También tomamos decisiones que deben ser pensadas y analizadas antes de hacerlo. No deben ser automáticas ni suelen ser habituales en la propia vida. Nos entonces referimos a entornos en nuestras vidas, cuando enfrentamos algún dilema, problema, situación importante o cuando están en juego nuestros intereses.

Para lograr una decisión adecuada y pensada es importante lo primero saber dónde nos encontramos: conocer y entender el escenario o problema que nos afecte. Debemos también comprender y analizar las consecuencias de las distintas decisiones que podamos tomar, porque una buena o incorrecta resolución tendrá seguramente resultados positivos o negativos para nosotros y para las demás personas.

Cuando se nos presente un dilema donde tengamos que optar por una o varias alternativas lo primero que tenemos que tomar en cuenta es estudiar los posibles resultados de nuestra opción. Piensa y pregúntate: Si escoges la opción uno, qué crees que va a pasar, cómo me va a afectar a mí y a las demás personas implicadas. Si escoges otra opción, cómo te ayudaría o perjudicaría a ti y a los otros. Considera tus objetivos y reflexiona cuál sería la mejor alternativa para alcanzar tus metas.

No te dejes llevar por tus emociones, usa la razón. Cada decisión debe contemplar que su resultado se aproxime más a tus objetivos que a tus complacencias, aunque a veces no te guste lo que decidas.

El secreto de tomar una correcta decisión se encuentra en ser conciente, discernir lo bueno de lo mejor, y obrar adecuadamente tras la reflexión.

 

 

 

Menú de este tema

Home