La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
  EL PERFIL DEL VIOLADOR

¿Cuál es el perfil del violador típico? La respuesta básica a esta pregunta es que no existe un violador típico. Los violadores varían muchísimo entre ellos, tanto por su trabajo, educación, estado civil y antecedentes delictivos como por su motivación para cometer la violación.

Podemos hacer algunas generalizaciones sobre los violadores. En su mayoría, son jóvenes. Según los Uniform Crime Reports, del FBI, el 61% es menor de 25 años. Muchos tienen la tendencia a repetir su agresión. También es cierto que, por regla general, no son asesinos. Es probable que sólo una violación de cada 500 acabe en asesinato (1). Esta estadística es importante para las mujeres que se preguntan cómo deben reaccionar en una situación de violación. Desde el punto de vista estadístico, aunque el violador amenace a la mujer con recurrir a la violencia o con asesinarla, es improbable que lleve esto a cabo, tratando sólo de asustarla para que acceda. El conocimiento de esta circunstancia puede animar a las mujeres a oponer resistencia al atacante, en vez de someterse a su voluntad.

Procurando ordenar la diversidad de personalidades y enfoques de los violadores, algunos investigadores han elaborado tipologías o esquemas para categorizarlos. De acuerdo con una de tales tipologías, los violadores varían según que su objetivo primordial sea agresivo, sexual o una mezcla de ambos. El problema que plantean las investigaciones de este tipo es que se basan sólo en violaciones denunciadas y, en general, investigan a los violadores que han sido detenidos, condenados y encarcelados. Es probable que estos violadores se desvíen más de lo normal que quienes no son denunciados. Por tanto, esas investigaciones pasan por alto al más corriente, "normal", como el violador de una amiga o el jefe que viola a su secretaria.



(1) Si acaso, se trata de una sobreestimación de la cantidad de violaciones que acaban en asesinato, dado que la violación con asesinato se descubre siempre, mientras que es probable que la violación de la que la mujer sale con magulladuras menores no llegue a denunciarse.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home